El coaching psicológico y sus beneficios

El coaching psicológico y sus beneficios.
Beneficios del coaching psicológico

El coaching hoy es una práctica que está de moda. En los medios de comunicación se puede escuchar este término relacionado a la salud y los expertos todos coinciden en que es beneficioso para el bienestar. Un buen coach puede ayudarnos en cualquier aspecto de
nuestra vida desde lo psicológico: en lo personal, deportivo, laboral, y más. Sea cual sea el
campo que deseemos trabajar, el coaching está muy relacionado con la transformación y el
cambio. Por supuesto, estos serán positivos. Veamos algunos beneficios del coach psicológico y cómo pueden ayudarnos en el día a día.

Las ventajas del Coaching psicológico

Te ayudará a enfocarte: muchas veces, uno sabe lo que le gusta y hacia dónde quiere
ir como objetivo final, pero es difícil definir aquellos pasos a seguir en el camino. Un
buen coach psicológico, entonces, puede ayudarte a establecer tus prioridades y
diseñar un buen curso de acción en el corto plazo.
Alimenta la creatividad: una de las tareas del coach es tratar de ayudar a la persona a
ver nuevos caminos y estrategias alternativas. De esta manera, claramente, se fomenta
la creatividad en todos los ámbitos, te ayuda a conectarte con tu lado emocional y
desbloquear nuevas ideas que te impulsen a la transformación.
Te adaptas al cambio y te vuelves más versátil: la resistencia al cambio es uno de
los factores que muchas veces detienen el crecimiento. Justamente, el papel del coach
es tratar de abrir los ojos del paciente para que pueda tomar las decisiones que
realmente quiere o debe, sin tener temor del futuro.
Mejora las relaciones humanas: si te decides por coaching psicológico laboral, por
ejemplo, verás como algunas de las cosas que mejorarán serán las relaciones
personales
, la toma de decisiones, la negociación y el dar devoluciones. Esto sucede
porque los coaches están entrenados en mejorar las habilidades comunicativas e
interpersonales de otras personas que lo necesitan.

¿Qué necesito para ser un coach psicológico yo mismo?

Ahora, si no estás buscando recibir coaching psicológico sino en convertirte en coach tú mismo, hay algunas cosas que deberías tener en cuenta antes de buscar trabajo. Por ejemplo, que hay habilidades y cualidades muy importantes a la hora de elegir esta carrera. Algunas de ellas incluyen:

  • Empatía: no es posible ser un buen coach si no se es capaz de ponerse en los zapatos
  • del otro.
  • Ganas de mejorar constantemente: es importante mantenerse al día con las mejores
  • técnicas y tratamientos para mejorar el trato con el otro.
  • Ser un buen comunicador: de nada sirve tener buenas ideas si no puedes comunicarlas
  • de manera clara y efectiva.
  • Ser responsable: guiar a otro para que tome decisiones que cambiarán su vida conlleva una gran responsabilidad que no puede tomarse a la ligera.

¿Dónde puedo encontrar oportunidades laborales?

Hoy en día, existen distintos sitios en los que se pueden encontrar muchas oportunidades
laborales para desempeñarse como coach psicológico. Una de las mejores plataformas para encontrar estas oportunidades es Jobsora, un servicio que ofrece un motor de búsqueda rápido y eficiente.

Como primer paso, los candidatos deben crear una cuenta con su información y datos
personales como nombre, edad, correo electrónico, etc. Luego de completar un perfil, se puede comenzar a utilizar el buscador para buscar ofertas de empleo interesantes, ya sea en el país completo o filtrando por regiones. Rápidamente, este buscador encontrará ofertas laborales disponibles que estén dentro de sus opciones.

El proceso de aplicación también es muy sencillo, por lo que esta plataforma se transforma en una gran opción para aquellos que deseen comenzar a buscar trabajo en el rubro de coaching psicológico. ¿Qué estás esperando para comenzar?

La Capacidad de Elegir

La toma de decisiones y nuestra capacidad de elegir.
¿Cómo tomar decisiones?

Hoy hemos querido hablar de algo que es más determinante de lo que pueda parecer a primera vista y nos referimos a la capacidad de elegir cómo queremos vivir para sentirnos en paz con nosotros mismos /as y con los demás.

Puedes elegir cómo vivir cada momento

Nuestra atención esta enfocada en cómo deseamos o esperamos que sean las cosas. Y en consecuencia, nuestros esfuerzos están dirigidos a Planearlas y Controlarlas . Y ésta, muchas veces, es una batalla perdida que cuando la perdemos nos hace sentirnos mal e incluso a veces, al ganarlas, este hecho nos hace más ignorantes. 

Si nos ENFOCAMOS en COMPRENDER que nuestra capacidad de elegir y sentirnos libres estriban en CÓMO VIVIR  el AHORA, entraremos en la estrategia adecuada para ganar la guerra. Una guerra cuya victoria es sentir paz y conocer la verdad

No se trata de que las cosas sean como tú quieres, se trata de que tú puedas descubrir lo bien que puedas estar aún cuando las cosas no estén bien.
Esa ha de ser tu RELACIÓN con el AHORA, que de dice:” yo voy a hacer ésto (estas son mis circunstancias), qué quieres hacer tú (cuáles de tus circunstancias eliges vivir)?”

Un ejemplo en el que se ve que no comprendemos ésto, es en la forma en la que nos movemos en las relaciones. Queremos que el otro sea o actúe de una determinada manera para que podamos estar bien. Si nos dicen “yo voy a hacer esto independientemente de lo que tú quieras” nos sentiremos mal cuando sea algo que no nos guste, nos sentiremos mal porque nuestros gustos no sean tenidos en cuenta e incluso, de una forma u otra, podemos tratar de que haga algo distinto de lo que quiere hacer. Así nos colocamos en una posición de dependencia e incluso de manipulación.

Sin embargo, cuando puedo ACEPTAR que el otro actúe como quiera, que el momento presente sea como es, y a la vez saber a qué atender en el ahora para poder sentirme bien, estaré disfrutando de una posición de SABIDURÍA, COMPRENSIÓN Y AUTONOMÍA. 

Si eliges atender (y por tanto dar importancia) a tus deseos, expectativas, juicios,…. sobre cómo son las cosas o el otro, vas a convertir al AHORA en tu enemigo. Si eliges atender a qué quieres vivir en el ahora  ( atender al regalo de la vida, al encuentro con el ser,… a lo bueno que siempre está disponible dentro de ti…. ) no vas a necesitar que el presente y el otro sean distintos de como son… Entonces vas a convertir al AHORA en tu aliado. Y la vida, es un constante AHORA…. ¿ Así que…. COMO ELIGES VIVIR TU AHORA?

¿Te ha gustado este post? Te invitamos a seguirnos en RRSS y Boletín de suscripción.

Estado anímico y probióticos ¿Cómo influye?

Probióticos y estado anímico
La salud de nuestro aparato digestivo influye en nuestro estado anímico

Ya hace tiempo que se empezaron a realizar diferentes estudios sobre la relación del estado anímico y probióticos, ya que la salud de nuestra flora intestinal, puede estar muy relacionada con nuestro estado mental y emocional. Queda seguramente a la fecha bastante trabajo por realizar por parte de la comunidad médico científica, pero hemos querido hablar de ello a modo de reflexión, ya que son hábitos que pueden ayudarnos a ser más felices.

El intestino, nuestro segundo cerebro

Te habrá pasado alguna vez en momentos de tensión, sentir cómo se te revolvía el estómago y es que no es casualidad que se llame al aparato digestivo el segundo cerebro, ya que además tienen una estrecha relación. Tanto es así, que todo el tubo digestivo (desde el esófago hasta el ano) está barnizado por más de cien millones de células nerviosas, que es tanto como lo que contiene el sistema nervioso central (cerebro, cerebelo y tronco)

Además este mismo tubo digestivo cuenta con aproximadamente cien billones de microorganismos que tienen una función primordial con respecto a cómo se procesan los alimentos y sus nutrientes. Influyen claramente en nuestro organismo, ya que liberan una gran cantidad de moléculas al intestino.

Como decía al principio, estamos aún en los albores de las investigaciones, pero todo apunta a que las primeras pruebas en ratones, demuestran que el déficit de flora bacteriana, repercute drásticamente en el organismo, incluyendo también el cerebro, con un efecto dominó que llega alterar el estado anímico y la conducta del sujeto. La salud del intestino influye en nuestro estado anímico

Algunas teorías respecto a estado anímico y probióticos

Una de las teorías publicadas (Kelly et al) apunta a que una permeabilidad deficitaria del intestino puede originar inflamación que surge en los trastornos de ánimo. En otro sentido, también se piensa que determinados microorganismos liberan sustancias que realizan tareas de neurotransmisores en el cerebro. Por úlitmo, también se piensa que algunas de las sustancias segregadas por estos microrganismos del sistema digestivo, influyen directamente en nuestro sistema inmune o en el sistema nervioso.

Las teorías son diversas. Una revisión publicada en el 2015 —Kelly et al.— sugiere que los déficit en la permeabilidad del intestino pueden ser la causa de la inflamación que aparece en los trastornos del ánimo. Por otro lado, se postula que algunos microorganismos segregan sustancias que desempeñan la labor de neurotransmisores en el cerebro.

Finalmente, algunos especulan con que algunas de las sustancias producidas por esos microorganismos del tubo digestivo afectan directamente al sistema inmune o al sistema nervioso.

Espero que os haya resultado interesante este post sobre “estado anímico y probióticos”. Puedes seguirnos en redes sociales o suscribiéndose al boletín informativo.

Amar prolonga la vida

amar prolonga la vida

Amar prolonga la vida porque afecta de forma positiva a todas las facetas de la misma. No me refiero solo al amor de pareja y tampoco pretendo en este artículo dar una charla moralista, pues me baso en hechos científicos. Somos seres puramente sociales y la manera en que construyamos las relaciones personales y cómo cuidemos nuestro interior tendrá un efecto dominó sobre nuestra felicidad. Las relaciones tóxicas nos agotan y nos llevan a enfermar, sin embargo, cuando esas relaciones son equilibradas, cuando participamos en grupo, ayudamos y dejamos que nos ayuden, etc, estamos generando bienestar, mejorando nuestra salud y probablemente alargando nuestra vida.

Un psiquiatra norteamericano llamado Robert Waldinger realizó un estudio a grupos de población de distinto ámbito y estatus social durante más de setenta y cinco años. La conclusión final del estudio es que efectivamente las buenas relaciones nos hacen más felices y saludables. Este estudio se desglosó en tres puntos muy claros:

  • Establecer lazos con los demás nos beneficia, mientras que la soledad mata. Suena fuerte, pero este estudio concluye que en la mayoría de los casos la soledad es tóxica, porque nos hace más propensos a enfermar y se relaciona con demencias y Alzheimer.
  • Es más importante la calidad de los vínculos que la cantidad. La cuestión es cómo de sanas o conflictivas son esas relaciones.
  • Una buena relación se basa en la complicidad y el compañerismo. El estudio también concluyó que el saber que puedes contar con el otro preservan mejor su memoria que aquellas que no confían o saben que no pueden contar con la otra persona.

Por tanto, amar no es una cuestión de moralina tampoco de idealizar ni empalagar con algunos tópicos que han proliferado en tiempos. Es frecuente cuando entramos en una crisis personal o de salud que se revalorice esa necesidad de amar y ser amados. También en los casos de personas que están a punto de morir, añoran haber dedicado más tiempo al cuidado de esas relaciones, a aspectos quizás más espirituales. Amar prolonga la vida, nos hace mejor personas y más felices.

Nunca es tarde

El tiempo: nunca es tarde
Nunca es tarde para realizar un sueños

El sentido de tu vida

Según vamos cumpliendo años, se agudiza la sensación de que muchas puertas se nos van cerrando y creer en el casi eslogan o mantra “nunca es tarde” parece más bien un consuelo que se nos lanza a modo de palmadita en la espalda y que no siempre digerimos con buen gusto.

Bien, no quiero tampoco caer en la palabrería fácil, porque soy de los que piensa que los extremos se tocan. Me gusta decir que debemos permanecer con los pies en la tierra pero con la mirada al horizonte.

Me explico con el ejemplo; si llegado el caso tenemos noventa años y queremos jugar en la los Angeles Lakers de la NBA, improbable que lleguemos, salvo que la ciencia tenga la manera de mejorar nuestro físico. Quizás, si mi pasión es el baloncesto, puedo encontrar alternativas como comentar partidos en un blog, entrenar un equipo juvenil o simplemente disfrutar de los partidos de mi equipo entre amigos. Un segundo plan, siempre está bien tenerlo.

Tú experiencia es un valor

La vida está llena de momentos buenos y malos, de fracasos, de objetivos alcanzados, de decisiones importantes. No nacemos con una bola de cristal, seguimos nuestra brújula interna, nos asaltan imprevistos e influencias ajenas que a veces nos dificultan llegar a donde queremos o nublan nuestras verdaderas pasiones.

En mi opinión, estamos en constante aprendizaje. Creo en el Karma, pero obviamente no tienes por qué estar en este marco de creencia. Lo cierto es que desde que nacemos nuestras experiencias nos van forjando el alma, la mente y nuestra personalidad. Esta madurez es el mayor de los activos y te dará una visión única para entender y ayudar a otras personas que hayan vivido cosas similares.

¿Sabes lo que quieres?

No hay un manual objetivo y único que nos de la hoja de ruta para alcanzar sueños; bueno en realidad si lo hay, pero es único y personal. Sólo lo tienes tú y nadie más. Puede ocurrir que tengas claro lo que quieres o puede ocurrir justo lo contrario, que te la incertidumbre te inunde.

Para el primer caso, es cuestión de trazar y diseñar tu camino y los pasos que tienes que ir cubriendo. Si sabes que quieres aprender un instrumento, puedes empezar por apuntarte a unas clases o ver tutoriales, por programar tus horas de estudio, tus ensayos. Puedes establecer pequeñas metas e incluso pequeños premios cada vez que vayas completando cada una de estas paradas.

Pero, ¿por qué cuento todo esto? Sencillamente porque a medida que crecemos y nos hacemos mayores, si nuestras expectativas no se han visto satisfechas, vamos agrandando un vacío interior y una sensación de fracaso que nos resulta difícil de llenar, pero aquí vuelvo nuevamente a la frase hecha “nunca es tarde” Pon en marcha tu plan de acción vocacional.

Ejercicio para conocerse

Pero puede ocurrir también que no sepas ni qué quieres. Más que nunca debes recordarte y partir de la idea de que tu vida tiene un valor incalculable en experiencia. Probablemente hayas sacrificado muchísimas cosas, pero no resulta suficiente, necesitas algo que te llene.

Voy a contarte un pequeño truco que puede ayudarte y es simple; escribir de puño y letra. Cuando escribimos sobre el papel, aflora todo lo que hay en nuestra mente subconsciente, déjate llevar por lo que te salga cada día.

Piensa en las cosas que hacías de pequeño, de joven y a las que fuiste renunciando, pregúntate qué cosas valoras, también si eres más emocional o más racional. ¿Eres una persona introvertida o extrovertida? Anota comportamientos, gustos, patrones que repites ¿Haces siempre las mismas cosas?

Deja que el bolígrafo te lleve poco a poco a las respuestas, haz cosas diferentes. Prueba si lo deseas con algún test de personalidad o hasta con la carta natal, a veces dan buenas pistas y nos sitúan en un punto de partido. El tema es que aunque no lo sepas, debes de trazarte una hoja de ruta para ir descubriendo, porque nunca es tarde y porque tu puedes. Tu vida siempre tendrá un sentido, aunque no lo veas.

Si te ha gustado este artículo te invito a seguir las redes sociales o suscribirte en el boletín de noticias.