Técnica de Relajación Básica

Aprende a Relajarte con Gon

A través del siguiente vídeo vamos a ver una sencilla técnica de relajación básica para cualquier práctica de meditación. Con ello podemos empezar a entrenar nuestra mente. Ponla en práctica tantas veces como necesites, hasta que sea casi automática. Sin más os dejo con el vídeo.

Recuerda estos sencillos pasos que acabas de ver para esta Técnica de Relajación Básica

Ponte en una posición cómoda (preferiblemente sentado)

Suelta las tensiones musculares acumuladas desde abaja hacia a arriba (Tobillos, gemelos, rodillas, muslos, brazos, tronco, hombro, cuello y cabeza) Si te es más cómodo, puedes hacerlo en sentido inverso

Céntrate y concéntrate en la respiración.

Cuando consideres necesario, vuelve a la actividad, pero consciente y seguro de haber dejado las tensiones.

Nada más por hoy, espero que os haya servido de ayuda. Si queréis podéis ver también  algunas Técnicas de Control Mental,

¡Hasta pronto!

Limpiar la Mente

Limpiar la MenteMeditación para Fin de Año

Romper con el pasado y con los errores cometidos a menudo pasa por limpiar la mente. Vivimos en un mundo imperfecto, y esto hace que erremos permanentemente, generando con ello acciones perjudiciales para con nosotros mismos y también hacia otras personas.

Quizás el primer paso para limpiar la mente es “el arrepentimiento”; es decir ser conscientes de aquello que no hemos podido o no hemos sabido hacer bien. No hay que confundir ésto con “la culpa”, pues esta también es destructiva y pondrá obstáculos en este proceso de limpieza. Somos humanos y como tal vamos aprendiendo con la experiencia. Nadie está exento de error.

Liberarnos del pasado

Quiero dejar  claro, que no es una cuestión de religiosidad. Sencillamente y como acabo de decir, hay muchas acciones que nos generan culpa y esto es un obstáculo inmenso para poder seguir avanzando. Cuando uno se plantea liberarse de este lastre además de ser conscientes de ello, estamos apostando por no cometer determinadas acciones en el futuro; esto ya de por sí en un avance.

Meditación para Limpiar la Mente

Existe una meditación muy apropiada para limpiar la mente. Yo la aprendí del budismo “Práctica de Vajrasatva” pero independientemente de tus creencias y formas de pensar puedes llevarlo perfectamente a tu vida.

  1. Relaja tu cuerpo soltando las tensiones acumuladas en toda la musculatura de tu cuerpo desde los pies hasta las cabeza.
  2. Concéntrate en tu respiración: rítmica y armoniosa, sin forzar respira naturalmente.
  3. Imagina una luz clara y limpia sobre tu coronilla, al tiempo que la pides que limpie tus procesos mentales y esta luz entra en tu mente para limpiarla. Si te es más fácil visualiza a Vajrasatva, un ángel o una figura que te resulte familiar.
  4. Mientras visualizas esta energía limpiando tus procesos mentales, repite la sílaba “Hum” que vibra y resuena en tu corazón.
  5. Una vez finalices desea para ti y para los demás armonía y paz mental.

    Es un tipo de meditación muy típica para fin de año, para dejar todas esas acciones que no deseamos ni para nosotros ni para los demás. Espero que os haya sido útil.

    ¡Hasta la próxima!

Mindfulness y Meditación

Mindfulness y MeditaciónHace una semana pude dar una charla en un evento titulado “Mindfulness y Meditación”. Ya hemos comentado en anteriores artículos que el Mindfulness tiene su origen en el budismo donde tantas veces se habla y se trabaja sobre la atención plena.

En este seminario se pretendió dar un paso más allá; es decir no solamente quedarnos en la atención sino además tratar de generar una experiencia con un fin determinado que es alcanzar la felicidad. Mucho se ha habla de las cosas que necesitamos  para ser felices. Casi cualquier estudio confirma el hecho de tener una mente equilibrada como factor determinante, también la práctica de actividades gratificantes, cuidar la salud e incluso la generosidad (algo de lo que se habla menos, pese a que somos seres sociables). Vamos a centrarnos hoy en el factor mental como eje y clave de todo y para ello propongo una breve meditación para que podáis poner en práctica.

Ejercicio Práctico

Antes de continuar con la teoría, me gustaría compartir una meditación muy práctica para fortalecer nuestra concentración y dejar marchar los pensamientos negativos. Para ello, sigue estos sencillos prácticos.

  1. Siéntate de forma que la espalda esté recta, pero manteniendo una posición cómoda de forma que las manos descansen en el regazo.
  2. Relaja el cuerpo soltando las tensiones nerviosas de cada parte de abajo a arriba.
  3. Imagina tu mente como un cielo azul y despejado.
  4. Deja pasar los pensamientos como si fueran nubes. Sin dar mayor importancia las dejamos pasar, centrando nuestra atención nuevamente en el azul intenso.

¿Qué conseguimos con la atención plena?

Detrás de cualquier iniciativa que tomamos o de cualquier deseo, siempre está la intención de alcanzar la felicidad. Con la práctica del mindfulness conseguimos tener una mente más serena y concentrada, con una actitud más positiva, incluso para afrontar adversidades.

La mayoría de las veces, buscamos la felicidad en elementos externos, pero realmente está en nuestro interior. Nuestra mente constantemente genera un nuevo deseos: un coche, una casa, una pareja, un viaje. Esto no está mal, lo que ocurre es que no sacia ni siquiera cuando los conseguimos; pasamos así de la euforia a la depresión y viceversa.

Tener una mente en forma, nos da mayor control y seguridad sobre nosotros mismos, nos permite disfrutar más del instante sin renunciar a metas y planes futuros. Cuando disfrutamos de paz interior no vivimos en la ansiedad e incluso nos da fuerzas para ayudar a otras personas a conseguirlo.

En resumidas cuentas, no me cansaré de decir que el mindfulness y la meditación son prácticas saludables independientemente de tus creencias. Practica por ello como si se tratara de un entrenamiento físico o si prefieres como si fuera otra actividad mental; por ejemplo de cálculo ¡A por ello!

Hacia la Libertad Emocional

Libertad EmocionalSe impone la necesidad de conquistar la mente para alcanzar la libertad emocional. Si bien es comprensible que como seres sociables que somos nos gusta relacionarnos y ser reconocidos, vivir permanentemente a expensas de la opinión o aprobación de los demás, puede ser demoledor.

En estos días atrás también publiqué un post titulado “Yonquis del Móvil” que también puedo asociar con el tema que hoy me ocupa. Mirar permanentemente el móvil es gran parte de las veces una espera permanente para ver si nos contestan o nos contacta ¿Es esto sano? Incluso cuando alguien nos hace un vacío, hemos de aprender a parar cualquier pensamiento que sea destructivo, independientemente de la causa de un hipotético enfado.

Pienso que los seres humanos somos a veces demasiado básicos y entramos fácilmente al trapo con enfados tontos e innecesarios. Recordarnos como si fuera un mantra que cualquier acto en nuestra vida se procesa en nuestra “cabecita loca” para saber que tenemos la tarea obligada de aprender a parar pensamientos nocivos para transformarlos y ponerlos a nuestro favor, porque nos reportará un mayor equilibrio emocional, afrontaremos mejor las adversidades y nos dará un equilibrio que no tiene precio. Primero por nuestra propia paz interior, pero también es algo que agradecerán a nuestro alrededor.

Si fuéramos conscientes de lo necesario que es trabajar la mente, lleváramos a cabo esta tarea a diario, estaríamos en disposición de crecer como individuos y como personas, libres de juicios hasta el punto de llevarlos al rincón del olvido. Controlar la calidad de nuestros pensamientos significa también manejar mejor nuestras emociones sin apartarnos de ellas. ¿La receta? Una buena dosis de Mindfulness y Meditación.

Meditación vipassana

El arte de observar tus sensaciones

Meditación VipassanaLa meditación vipassana es una de las meditaciones clásicas. Se enseñanaba en la India hace más de 2500 años y su significado y propósito es “Ver las cosas como son” (no como nos gustaría que fuesen) Se dice de esta técnica que fue con la que Buda se iluminó, aunque si preguntas a otras corrientes budistas, probablemente te digan lo contrario.

A mi  particularmente me gusta, porque va muy en la línea del mindfulness; es decir se puede practicar sin ceñirte a una creencia determinada, la experiencia la generas tú, que cuanto menos y con disciplina estarás generando un hábito saludable para tu  mente, que es la que nos suele crear tensiones y sufrimiento.

Esta meditación consta de varias etapas y encontrarás que en muchas escuelas te proponen realizar cada una de ellas durante un número de sesiones y días muy definido. Se suele recomendar hacerlo durante un mes antes de pasar a la siguiente fase, sobre todo si no has practicado nunca meditación. La clave está en que practiques obviamente, porque lo principal es que observes las sensaciones que van surgiendo de tu cuerpo y también de tu mente y emociones, como si fueras un espectador.

Postura: Cómoda con la espalda recta, puedes estar sentado en una silla o en posición de loto. Evita hacerlo tumbado para no quedarte dormido /a, pero mejor esto que nada…Si tienes sopor, entreabre un poco los ojos

1- Práctica Primera: Observa tu respiración, cómo entra el aire y cómo se mueven todos los músculos que intervienen. No intentes controlar nada, poco a poco todo se irá asentando y si te vienen pensamientos, vuelve a centrarte en la respiración sin generar ningún juicio. Si puedes haz treinta minutos y una vez termines no pases de inmediato a la actividad.

Los tiempos que doy son de referencia. Lo dicho, si no puedes hacer tanto ves haciendo lo que puedas

2- Práctica Segunda:

  • Realizamos la primera práctica
  • Observa las sensaciones externas de todo tu cuerpo, a nivel de piel. Empieza sintiendo cada miembro y realiza un recorrido de abajo a arriba. y de arriba a abajo. Sé consciente de lo que sientes.

3- Práctica Tercera:

  • Relaliza la práctica uno y dos.
  • Ahora realiza el mismo recorrido de antes, pero centrándote en las sensaciones internas, más profundas en tu cuerpo

4- Práctica Cuarta:

  • Repetimos los tres primeros pasos.
  • Observa tu mente y cada pensamiento que llegue, observándolo en la distancia, como si fuera una hoja seca que arrastra el viento, tú sólo eres espectador de la escena.

Si conseguimos poner distancia y separarnos de nuestras sensaciones, estaremos dando pasos firmes para eliminar bloqueos físicos, psíquicos y emocionales y con ello enfrentaremos mejor los problemas, ganando en felicidad. ¡Suerte!

¡DaJul!