Cómo ser feliz

Caves para alcanzar la felicidad

La visión de cómo ser feliz, depende de cada uno; si existe una única receta, por favor, contádmela, pero es cierto que hay elementos coincidentes en las personas que se consideran felices.

Ayer pude asistir a un seminario sobre la felicidad según el budismo que me resultó cuanto menos interesante sobre todo por lo coincidente con algunos aspectos de la psicología actual y la inteligencia emocional.

Permanentemente nos estamos poniendo metas para conseguir alcanzar la felicidad: una casa, un nuevo coche, un mejor cargo en el trabajo, una pareja, una familia, etc.

Lo cierto es que cuando alcanzamos las metas que nos proponemos, volvemos a tener otras expectativas y otra lista de deseos. Los bienes materiales nos sacian puntualmente, pero enseguida volvemos a la sensación de vacío. Adquieres un buen coche pero al poco sale uno mejor, te compras una casa y al mes llega al barrio unos vecinos pesados, tienes la pareja y la familia que tanto esperabas, pero empiezas a darte cuenta del sacrificio que supone. No es que quiera ser agorero, todo esto tiene por supuesto su encanto, pero cuando lo conseguimos encontramos a la par algunas dificultades y no nos sacia. Volvemos al bucle “Cuando tenga…” “Cuando ocurra…” Encontramos momentos de felicidad o quizás de euforia, pero no sacia.

El budismo, la psicología y la lógica apuntan a que la felicidad es algo que depende más de nosotros que de factores externos. Si no fuera así ¿Por qué la depresión se da fundamentalmente en los países desarrollados? Tenemos grandes cosas y elementos de consumo.

¿Qué factores influyen en nuestra felicidad?

Practicar hábitos saludables: cuidar la alimentación, ejercicio físico con regularidad y adaptado por supuesto a la situación personal de cada uno.

  1. Cuidar nuestra mente: esto podría estar en el apartado anterior, ya que me parece un factor clave. Nuestra mente está contaminada, permanentemente estamos haciendo juicios de valor hacia nosotros mismos y hacia los demás, gran parte de las veces además, estos juicios son destructivos. Es importante parar estos pensamientos obsesivos que entran en bucle.
  2. Apreciar el trabajo de los demás. ¿Os habéis preguntado alguna vez, lo necesario que es el trabajo de las personas en nuestras vidas? Puentes, carreteras, objetos y hasta cualquier conocimiento que tenemos ha sido gracias al esfuerzo de toda una sociedad. Podríamos decir que es un acto de bondad. Independientemente por qué lo hicieron, nada sería igual sin ese esfuerzo que se nos ha dado.
  3. Empatía, ponernos en el pellejo del otro nos acerca también a los demás. A veces nos cuesta mucho con personas que nos son antipáticas o nos generan rechazo. En el budismo dicen que somos pepitas de oro (nuestra naturaleza es pura) solamente que esa pepita a veces está cubierta de barro, nos pasa a nosotros y también a los demás. Fijarte en las cosas buenas es un ejercicio que nos hará crecer como personas
  4. La solidaridad también apunta a que nos hace felices. Cada vez que ayudamos a alguien en algo, también nos hace sentir mejor, aunque sea en algo simple.

Sé que todo esto requiere de disciplina, pero realmente a lo largo de la historia las enseñanzas y hoy la ciencia son coincidentes en la mayoría de estos puntos que hemos comentado. Hay que ser constantes y seguro que ganaremos todos.

¡DaJul!

Lo que se necesita para ser feliz

Viajes y Retiros

Sensaciones, personas, afectos, armonía… Si tuviéramos que elegir, las emociones estarían antes que los bienes materiales.

Imagínese que le han ofrecido el proyecto de su vida… no importa si es personal, laboral o de cualquier otro tipo. Es un proyecto que ni puede ni desea rechazar. Se tiene que marchar muy lejos y le conceden diez deseos para convencerle. Usted puede llevarse diez cosas, lugares, experiencias… Diez hábitos, elementos u objetos a los que no querría renunciar bajo ningún concepto. ¿Preparado para viajar, preparado para hacer esta elección? Se trata de diez imprescindibles en su vida para ser feliz en su nuevo destino y con su nueva historia. ¿Qué se llevaría?

A pesar de que con esta pregunta todo el mundo empieza a fantasear, al final la elección del decálogo es muy similar para todos. Lo que la mayoría de las personas dicen necesitar para ser felices es más básico y más fácil de obtener de lo que imaginamos. Nadie elige al final un coche de superlujo ni a una mujer u hombre espectacularmente atractivos.

La familia. Sobre todo la familia inmediata, esa que convive con usted: sus hijos, su pareja, su compañero de piso, el padre o madre que admira o la abuela que tanto adora. Personas con las que comparte miedos, alegrías, decisiones, que están para dar apoyo y seguridad. Acompañantes con los que se puede estar en silencio sin que el silencio parezca incómodo. Su núcleo.

Sus amigos. A quienes confía sus secretos, sus inquietudes, y con quien abre su alma. Los que le dan la mano para tirar de usted cuando está en lo más hondo y los que se alegran de forma sincera de sus éxitos. Amigos que le quieren de verdad, sin envidia y sin rencor.

“La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días” (Benjamín Franklin)

Su trabajo. El trabajo es un lugar en el que uno se siente productivo, aporta ideas, participa, resuelve problemas, se relaciona con gente. El trabajo, bien gestionado y bien dirigido, es una fuente de placer. De hecho, uno de los principales motivos por los que las personas deciden trasladarse de ciudad y distanciarse de su gente. Si eligieron su dedicación por vocación, a pesar de las quejas, el esfuerzo, los horarios o la rutina, si tuvieran que viajar lejos, querrían llevarse el concepto “desempeñar una profesión”.

Sus libros, su música, las fotos y todo lo que le identifica y con lo que se ha sentido en armonía durante su vida. La cultura es ocio, es crecimiento personal, es disfrute, es fluir. Es una seña de identidad. La literatura y la música provocan un potente chorro de emociones, le hacen sentir vivo, le evocan recuerdos de la infancia, del momento en el que se enamoró e incluso de cuando sufrió.

Hay libros de los que no se despren­­dería jamás, cedés que volvería a comprar cada vez que los perdiera, fotos que le provocan sonrisas… Ese material que de vez en cuando desempolvamos para revivir, para sentir la nostalgia y el paso del tiempo y recuperar esas sensaciones que nos dejaron huella en el alma.

El estilo de vida. Las actividades que le hacen sentir de forma plena, como ir al cine, practicar deporte, pasear, jugar al fútbol, quedar con amigos, su manera de cuidarse, etcétera. El estilo de vida está relacionado con elecciones que ha ido haciendo a lo largo de su existencia y que la experiencia le dice que le sientan bien, tanto a nivel de salud como de ánimo.

El Baúl de los recuerdos. Lugares especiales que fueron formando la memoria de la vida, la de las experiencias tristes, románticas, apasionadas, salvajes, irascibles. En este baúl no hay tangibles, hay momentos: una cena en la que tomó una decisión importante, una mirada, el amigo que le traicionó, una pelea que no olvida, la cara emocionada de su hijo, el agradecimiento hacia la gente que le ha hecho bien en su vida… En el baúl también se lleva la experiencia, la formación y todo lo que ha ido aprendiendo de la vida.

El baúl condiciona mucho su carácter. Las personas que guardan más momentos felices que tristes tienden a estar en paz y en equilibrio. Mientras que las personas que miran atrás y se centran en los agravios, en las deslealtades o en sus errores se sienten irascibles y con la idea de que la vida les debe una.

Los animales domésticos. Para las personas que comparten su vida con uno, forma parte de su familia. No los abandonarían ni los dejarían fuera del proyecto.

Las emociones, las risas, el llanto, la pena, la frustración, la alegría. Ni el baúl de los recuerdos ni la lectura ni las fotos ni la música tendrían sentido si no generaran emociones. Las emociones nos hacen sentir vivos. Huimos de la rutina aburrida, la que nos convierte en autómatas, la rutina que nos pinta el alma de gris. Las personas buscan agitarse, enamorarse, sentir mariposas, ilusionarse, porque las emociones son nuestro motor.

Tecnología. Hay personas que, por trabajo o por diversión, le dedican muchas horas al día, que, bien gestionadas, han colaborado para que tenga una vida más fácil. Es cierto que le pueden esclavizar y provocar la sensación de tener que vivir deprisa, dando respuestas inmediatas a todo, pero a pesar de sus inconvenientes, pocas son las personas que hoy rechazarían los avances tecnológicos.

La ciencia, la medicina, los descubrimientos, la ingeniería, la inteligencia… todo lo que al ser humano le ha permitido avanzar, descubrir e investigar. Estas disciplinas son una fuente de superación para la humanidad. Nadie quiere dejar atrás los grandes avances que permiten vivir en un mundo más cómodo, confortable y seguro.

¿Y a usted qué le falta para ser feliz? ¿Coincide con el decálogo? Sea cual sea el déficit, tiene arreglo. Porque este decálogo, excepto el tener trabajo, no depende de la crisis. Depende de su valentía, de tomar decisiones, de orientarse hacia lo que se disfruta en lugar de hacia lo que resta. Está al alcance de casi todos los que disfrutamos del privilegio del primer mundo. Somos nosotros quienes tenemos que plantarle cara a la vida y envalentonarnos.

Diversos estudios científicos han demostrado que las personas son mucho más felices con las experiencias que con los bienes materiales. Lo material pierde valor nada más adquirirlo, pero la huella que dejan las emociones fruto de las experiencias perdura en el tiempo, en la memoria. Y recordando una vivencia podemos volver a experimentar lo que sentimos sin tener que repetirlo.

“La felicidad es interior, no exterior; por tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos” (Henry van Dyke)

Empiece por decidir qué punto del decálogo le gustaría potenciar o tener en el caso de que no lo posea, y defina cómo quiere satisfacerlo. Tener experiencia con los puntos del decálogo depende en gran parte de nosotros mismos. Elegimos a nuestras parejas, decidimos tener hijos, escogemos a los amigos, formamos nuestro estilo de vida, decidimos recordar un agravio u olvidarlo, disfrutamos con nuestros hobbies, damos valor a los avances, nos fascinamos con una obra de arte o nos recreamos en la lectura. A pesar de que el valor del dinero es importante, en el decálogo no es determinante para ser feliz.

Lo de pedir un deseo y que se elija “que me toque la primitiva” es más utópico que real. Cuando nos vemos en la tesitura de tener que elegir con criterio y de verdad, su atención está puesta en lo importante. Las personas felices lo son no porque tengan más que otros, sino porque ponen su atención en lo que tiene sentido.

Entrenarse para ser feliz es entrenarse para vivir, o viceversa. Lo uno lleva a lo otro. Pero entendiendo este concepto en toda su envergadura, existir para soñar y para recrearnos en lo que suma. Nadie firma un contrato ni promete pasar por un calvario para ser dichoso. No hay mejor paraíso que el que generamos a nuestro alrededor. La vida es un lugar para disfrutar, para rodearse de buena gente, para sacar lo mejor que lleva dentro, para compartir, para ser bondadoso; en definitiva, para ser persona. ¿A qué espera? Hoy es un buen día para ser feliz.

Fuente: El Pais

Beneficios de Tener una Actitud Positiva

Tener una actitud positiva, resulta una extraordinaria estrategia para tener más éxito en nuestra vida, ya que conseguiremos ser más felices y con ello ganaremos puntos a la hora de enfrentarnos a los avatares de la vida.

En la actualidad parece tener mayor peso los acontecimientos de índole negativa: noticias, películas y hasta dibujos animados tienen un alto contenido violento, angustioso, triste, etc.

No es de extrañar que también haya una gran masa social que haya mamado directamente de esa cultura de lo negativo y con ello piense de la misma forma. A pesar de todo, nos encanta rodearnos de gente positiva, estas personas consiguen prolongar sus etapas de felicidad y la transmiten a aquellos que les rodean.

Parece que incluso la ciencia empieza a corroborar que el estado anímico y nuestra forma de pensar, repercute en nuestra salud física y mental, ya que reduce los niveles de estrés. 

Claves y Estrategias para tener una mente más saludable

Vamos a ver ahora algunas habilidades que cultivándolas, nos van a permitir conseguir una mente más positiva. Suponemos, que el lector tiene bien definidas y claras sus metas. Si no fuera el caso, deberá hacer el ejercicio de visualizarse a 10 años vista en el futuro para tratar de definir esos objetivos. ¿En qué te ves trabajando? ¿En qué lugar te ves?

10 Estrategias Para Tener Una Mente Positiva

1. Céntrate en el Presente

El pasado ya no existe, no lo podemos cambiar ni podemos volver a atrás. Nuestro presente nos brinda oportunidades nuevas y si nos centramos en lo que tenemos podemos reducir preocupaciones o abordarlas de otra manera más eficaz.

2. Utilizar un lenguaje positivo

A través de nuestro Curso de Relajación y Control Mental, ya hablamos de lo importante que es utilizar durante las visualizaciones, un lenguaje positivo, porque ello nos pondrá en disposición de encontrar soluciones ante un problema y resolverlo. Hay que hacer un esfuerzo para cambiar el Chip, la queja no nos suele llevar a nada, mientras que tener una buena actitud nos va a dar un empujón extra. Cuestiónate cómo conseguirlo y verás que puedes encontrar la manera de coger el hábito.

3. Asumir que en la vida no todo es perfecto

Como hemos comentado, ser positivos no es incompatible con ser realista; ni todo es maravilloso ni todo el mundo perfecto. Las cosas no ocurren siempre conforme a lo que esperamos o deseamos, pero incluso esas situaciones adveras, pueden transformarse en una fuente de experiencia y sabiduría y las vamos a afrontar mejor con una buena actitud.

4. Rodéate de Gente Positiva

Si nuestro entorno es positivo, resultará más fácil que nos impregnemos de ese ambiente y cambiemos nuestra mente con un funcionamiento más positivo.

5. Comparte

Comparte tu tiempo con los demás, tus conocimientos, tus hobbies, verás que también te sientes más útil y también te verás reforzado a la hora de enfrentar tus propios problemas y Superar una Crisis.

6. Sigue Aprendiendo

Seguir mostrando interés por las cosas, por las personas, por nuevos proyectos, es sin duda una actitud que mantiene viva la mente. No sólo con el fin de tener resultados, sino por el simple hecho de aprender o seguir mostrando curiosidad por la vida.

7. Actividades Gratificantes

Ocúpate por tus hobbies, debemos incluirlos en la agenda, pues son también muy importantes para nuestra realización y para sentirnos felices con lo que hacemos ¡No dejes de practicarlos! Te hará tener una actitud más positiva.

8. Sonríe y Ríe

Incluso hasta la risa forzada es beneficiosa para tener una actitud positiva. Cada vez hay más estudio sobre ésto, reír es saludable. Hay herramientas terapéuticas como la Risoterapia que trabajan sobre ello. Solamente moviendo la musculatura para cambiar el gesto de serio a alegre nos pone en otra actitud. Como si fuera un acto reflejo que envía el mensaje a todo el cuerpo para que varíe el estado anímico.

9. Medita

Esto no a todo el mundo le tiene que gustar, pero realmente un tiempo mínimo para nosotros, para dejarnos sentir y adquirir otras sensaciones, es un buen ejercicio de higiene mental y actitud positiva. Puedes empezar con nuestro Método de Relajación y Meditación Guiada.

10. Sé Agradecido

Seguro que si analizamos, vamos a encontrar bastantes cosas por las que nos podemos sentir agradecidos por lo que tenemos. Nos ayudará a transformar los sentimientos de frustración y de ira hacia sentimientos positivos.

Concluimos con todo ello que pensar en positivo es una actitud a elegir, pero que tiene más ventajas que inconvenientes. No supone estar fuera de la realidad, sencillamente se afrontan los retos desde otra perspectiva porque con ello conseguimos reforzar la autoestima y generar bienestar para conseguir más momentos felices.

Nada más, esperamos que os haya gustado nuestro artículo sobre los Beneficios de Tener una Actitud Positiva. Quizás pueda interesarte además leer algo sobre Risoterapia.

Nos encantaría escuchar qué te hace sentir feliz o cómo has superado una situación. ¿Quieres compartirlo? Te animamos a hacerlo a través de nuestro videoblog. Gracias por leernos.

Beneficios de la Risoterapia

¿Qué es la Risoterapia?

Los beneficios de la risoterapia, son variados. A mi me gusta definirla como un camino que nos aporta bienestar y armonía a través del juego y el disfrute llenándonos de vitalidad y plenitud.

Las sesiones son ante todo vivenciales y lo que hacemos en un taller es jugar, bailar, compartir, percibir, liberar todas las tensiones que acumulamos en nuestro día a día y soltar aquello que ya no nos sirve.

Nos invita a descubrir nuestro mundo interior para aceptarnos y mostrarnos tal y como somos, ampliando de esta manera nuestra capacidad de sentir y amar.

La Risa la ejercitamos desde el cuerpo y tomamos conciencia de ella a través de nuestra respiración. Tiene un efecto dominó y es por ello que los beneficios de la risoterapia son variados.

“La risoterapia es un espacio que aporta distintas cosas”

La Risoterapia es un espacio que aporta distintas cosas tales como:

  • Sentir, respirar y aceptar cualquier emoción ¡Todas son bienvenidas¡
  • Despertar la conciencia corporal
  • Vivir el momento presente
  • Mejorar la confianza en nosotros y en los demás
  • Fortalecer nuestra autoestima
  • Nutrir y dar vida a nuestro niño/a Interior
  • Facilitar las relaciones sociales y afectivas
  • Aprender a reírnos de nosotros mismos y de nuestras equivocaciones

Con la Risa reducimos el miedo, ansiedad, depresión, estrés, cansancio, insomnio, alergias, migrañas… Son variados los beneficios de la risoterapia.

A nivel físico, la risoterapia tiene también beneficios

Además a nivel físico la risoterapia ejerce influencias positivas tales como:

  • Segregamos endorfinas, serotonina y dopamina (hormonas que generan felicidad, bienestar y con efecto analgésico)
  • Fortalecemos el sistema inmunológico (evitamos la enfermedad)
  • Aumentamos la capacidad pulmonar (entra el doble de aire en nuestros pulmones)
  • Movilizamos alrededor de 400 músculos (algunos sólo se activan con la risa)
  • Vibran todos nuestros órganos y masajeamos la columna vertebral

Se puede decir que la Risa es Salud. Lo mejor es vivirlo para poder integrar todos los beneficios a nivel corporal, mental y emocional. Podrás compartir la risa con los demás.

‘Crecerás el día en que verdaderamente te rías por primera vez de ti mismo’ (Ethel Barrymore)

Marta Ochoa García
Facilitadora de Risoterapia, Yoga de la Risa y dinamizadora de grupos
 
‘Respira y Siente todas tus emociones’
‘Abre tu corazón al mundo’
‘Vive desde la Alegría’
 

Beneficios del Control Mental

Controla tu MenteRelajación y Control Mental es Calidad de Vida, es Felicidad

¿Qué es el Control Mental?

  • Es una dinámica activa para conseguir objetivos, eliminar problemas y conseguir logros.
  • Las técnicas se hacen conscientes en un principio, pero al final las hacemos inconscientemente.
  • Ponen Orden a nuestros pensamientos e influye en nuestras emociones.
  • Ayuda a disociar problemas (separarlos) así como a encontrar soluciones.
  • Ayuda a desarrollar nuestras capacidades y a que la mente no se atrofie.
  • Con ello llevamos a la mente a su estado natural “Vivimos acelerados” hay que “Vivir el Presente” Un ejercicio es cerrar los ojos durante Un Minuto Controlado por Nosotros. Miramos el cronómetro antes de cerrarlos y si lo abrimos antes tenemos una mente revolucionada. Podemos trabajarlo con relajación.

Condiciones de Nuestros Pensamientos para que Funcionen

  1. Factibilidad: Que sea Realizable
  2. Constancia: Hasta que en no conseguimos Controlar la Mente, No Parar.
  3. Claridad: Ideas Nítidas acompañadas mejor de una imagen. “Debemos tener una Idea Clara de lo que Queremos y Visualizarlo con Imágenes”
  4. Intensidad: Profundidad (estar relajados) y Viveza (Sentir lo que imaginamos incluso con otros sentidos como el tacto)

Mediante algunas Acciones:

  • Atención: Enfocar los sentidos en un punto Externo.
  • Concentración: Enfocar los sentidos en un punto Interno.
  • Visualización: Ver algo Nítidamente y con la Imaginación (Estamos Creando Algo)
  • Sugestión: Introducir algo en el cerebro y seguirlo.

Estados Mentales

Las vibraciones de la Corteza cerebral se miden en ciclos/seg y en función de nuestro estado mental nos encontramos en alguno de los siguientes estados:

  • Betha (14 c/seg) → Sensibilidad y Conocimiento Externo (Nerviosismo)
  • Alfa (7c/seg – 14 c/seg) → Sensibilidad y Conocimiento Externo e Interno (Relajación Ligera)
  • Theta (3 c/seg – 4 c/seg ) → Igual que Alfa pero más profundo (Relajación, Anestesia, Hipnosis)
  • Delta (0 c/seg – 3 c/seg) → No se sabe muy bien, se da con la Inconsciencia (Al Nacer y al Morir, En Coma)

La Felicidad

Podemos medir el nivel de grabación de un acontecimiento positivo o negativo en nuestras vidas en “Valencias”:

  • Situación Normal → -1 Valencia
  • Situación Negativa Leve → -3 Valencias
  • Situación Positiva en Betha → +1 Valencias
  • Situación Positiva en Alfa → +3 Valencias

Factores que Influyen en la Felicidad

  1. La Memoria de uno mismo, de sus recuerdos.
  2. La Percepción del Mundo “Ver lo Bueno Incluso de lo Malo”
  3. Que los Pensamientos sean contantes y estén en Positivo. Para combatir las agresiones externas:
  4. Repetir frases Positivas.
  5. No Decir Palabras Negativas. Por ejemplo en vez de decir es imposible, decimos no es tan fácil.
  6. Visualización: Es el mejor recurso para imaginar y transformar algo en positivo.

La Relajación

Tipos de Relajación

A) Reflejos Condicionados: Acción Inmediata después de haber grabado un gesto que induce a la relajación.

B) Relajación Completa: Soltar Progresivamente las Tensiones de los Músculos.

C) Respiración (4 Tiempos)

  1. Inspiración: Imaginar que inspiramos Energía Positiva.
  2. Retención: Imaginar que esa Energía la Retenemos y Distribuimos por el Cuerpo.
  3. Exhalación: Expulsamos las Tensiones.
  4. Retención: Darnos Cuenta de lo que ha pasado.

Los cuatro tiempos deben ser Rítmicos, el mismo tiempo para cada uno de ellos.

Podemos decir que Saber Relajarnos para Aplicar Técnicas de Meditación y Control Mental supone una Mayor Calidad de Vida para Ser Más Felices. En webpositiva seguiremos en nuestro empeño de seguir proponiendo recursos para ser felices. Consulta nuestro próximo taller De Meditación y Relajación Urbana