¿Cómo te gustaría construir tu vida?

¿Cómo te gustaría construir tu vida?
Volver a salir del cascarón para vivir la vida

¿Qué quieres hacer para construir tu vida, cómo quieres vivir, qué persona quieres ser? Existe un porcentaje alto de personas que viven fuera de su centro. El ritmo al que estamos sometidos nos dificulta ser la persona que queremos ser y estar en la vida como nos gustaría. Incluso este ritmo hace que ni nos lo planteemos.

Darse cuenta de dónde venimos

Vivimos desde el exterior de nosotros mismos, de acuerdo a pautas que nos vienen dadas por los grupos de influencia a los que pertenecemos. Ya desde la infancia no se nos permite estar atentos a lo que realmente nos gusta, nos apetece, nos motiva. Nos educan en lo correcto más que en el descubrimiento de la sintonía con nuestro potencial. Elegimos la formación para el futuro por las salidas profesionales que nos ofrece, nos presentamos a las entrevistas de selección preparando respuestas que no se corresponden con lo que somos, con nuestros deseos y expectativas, sino con lo que el entrevistador espera oír. El ámbito laboral no se escapa de este fenómeno. Nos comportamos en el trabajo de acuerdo con lo que otros esperan ver, aunque se contradiga con convicciones personales profundas.


¿Es de esta forma como queremos vivir nuestra vida?

Lo cierto, es que cada vez somos más los que deseamos identificarnos con nosotros mismos, aprender a conocernos y para ello, necesitamos dedicarnos atención. Para ello, es muy importante aprender a sintonizar con nuestras inquietudes vitales, lo que nos hace sentir bien y lo que no nos hace felices, en todos los ámbitos de nuestra existencia.

Para ello, el primer peldaños que hemos de subir para encontrar nuestro centro, es tomar como referencia nuestras emociones, qué siento?… enseguida nos aparecerá la siguiente pregunta relacionada: qué quiero hacer de mi vida, cómo quiero vivirla, qué tipo de persona quiero diseñar?. Y cada una de nuestras respuestas nos mueve a la acción, y dan lugar a un proceso en el que nos construimos identificándonos con
nuestro sentir profundo, con nuestro deseo de ser una y no otra persona. Y probablemente, ser fieles a ello implique rupturas, con lo que fuimos, con lo que se esperaba de nosotros, con lo que no nos hacía felices a pesar de que fueran motivos de éxito o de una buena fachada ante los demás.

Cada día tiene veinticuatro horas, y somos libres para decidir cómo queremos vivir cada una de ellas, en cada ámbito, en cada espacio, en cada entorno, con cada persona que nos rodea… podemos llenarlas de retos, de ambición, de deseo por erigir lo que deseamos ser o por dejarnos llevar donde los condicionamientos sociales nos dirijan. Somos los dueños de nuestra vida y podemos hacer de ella una experiencia maravillosa. Por qué no empezar a caminar hacia donde queramos estar?. Y, en
algún momento miraremos hacia atrás y, qué pasará con nuestra mirada, se sentirá orgullosa de nuestra construcción, o desearía volver a empezar?

Es el momento de reconocer y hacer crecer tus valores personales, de sentirte capaz y de luchar para conseguir hacer realidad tus sueños.

Gracias por llegar hasta aquí, si lo deseas, puedes seguir las redes sociales y el boletín informativo de webpositiva.

Cómo cambiar de vida

Hacer realidad nuestros sueños

“A menudo nos escudamos en compromisos con otros o en falta de tiempo, y vamos dejando pasar los años sin ser dueños de nuestra propia vida. Esto no puede seguir así. Debemos intentar hacer lo que deseamos.”

Así empieza este interesante artículo publicado con el título “¿Cambiar de vida está a nuestor alcance?” en el diario El País digital. Os recomendamos leerlo si os ronda esta idea por la cabeza o simplemente necesitáis organizar vuestra agenda de otra menera.