La Capacidad de Elegir

La toma de decisiones y nuestra capacidad de elegir.
¿Cómo tomar decisiones?

Hoy hemos querido hablar de algo que es más determinante de lo que pueda parecer a primera vista y nos referimos a la capacidad de elegir cómo queremos vivir para sentirnos en paz con nosotros mismos /as y con los demás.

Puedes elegir cómo vivir cada momento

Nuestra atención esta enfocada en cómo deseamos o esperamos que sean las cosas. Y en consecuencia, nuestros esfuerzos están dirigidos a Planearlas y Controlarlas . Y ésta, muchas veces, es una batalla perdida que cuando la perdemos nos hace sentirnos mal e incluso a veces, al ganarlas, este hecho nos hace más ignorantes. 

Si nos ENFOCAMOS en COMPRENDER que nuestra capacidad de elegir y sentirnos libres estriban en CÓMO VIVIR  el AHORA, entraremos en la estrategia adecuada para ganar la guerra. Una guerra cuya victoria es sentir paz y conocer la verdad

No se trata de que las cosas sean como tú quieres, se trata de que tú puedas descubrir lo bien que puedas estar aún cuando las cosas no estén bien.
Esa ha de ser tu RELACIÓN con el AHORA, que de dice:” yo voy a hacer ésto (estas son mis circunstancias), qué quieres hacer tú (cuáles de tus circunstancias eliges vivir)?”

Un ejemplo en el que se ve que no comprendemos ésto, es en la forma en la que nos movemos en las relaciones. Queremos que el otro sea o actúe de una determinada manera para que podamos estar bien. Si nos dicen “yo voy a hacer esto independientemente de lo que tú quieras” nos sentiremos mal cuando sea algo que no nos guste, nos sentiremos mal porque nuestros gustos no sean tenidos en cuenta e incluso, de una forma u otra, podemos tratar de que haga algo distinto de lo que quiere hacer. Así nos colocamos en una posición de dependencia e incluso de manipulación.

Sin embargo, cuando puedo ACEPTAR que el otro actúe como quiera, que el momento presente sea como es, y a la vez saber a qué atender en el ahora para poder sentirme bien, estaré disfrutando de una posición de SABIDURÍA, COMPRENSIÓN Y AUTONOMÍA. 

Si eliges atender (y por tanto dar importancia) a tus deseos, expectativas, juicios,…. sobre cómo son las cosas o el otro, vas a convertir al AHORA en tu enemigo. Si eliges atender a qué quieres vivir en el ahora  ( atender al regalo de la vida, al encuentro con el ser,… a lo bueno que siempre está disponible dentro de ti…. ) no vas a necesitar que el presente y el otro sean distintos de como son… Entonces vas a convertir al AHORA en tu aliado. Y la vida, es un constante AHORA…. ¿ Así que…. COMO ELIGES VIVIR TU AHORA?

Luzya Gómez Rodríguez Psicóloga y Coach – Consultas online psicología

¿Te ha gustado este post? Te invitamos a seguirnos en RRSS y Boletín de suscripción.

Estado anímico y probióticos ¿Cómo influye?

Probióticos y estado anímico
La salud de nuestro aparato digestivo influye en nuestro estado anímico

Ya hace tiempo que se empezaron a realizar diferentes estudios sobre la relación del estado anímico y probióticos, ya que la salud de nuestra flora intestinal, puede estar muy relacionada con nuestro estado mental y emocional. Queda seguramente a la fecha bastante trabajo por realizar por parte de la comunidad médico científica, pero hemos querido hablar de ello a modo de reflexión, ya que son hábitos que pueden ayudarnos a ser más felices.

El intestino, nuestro segundo cerebro

Te habrá pasado alguna vez en momentos de tensión, sentir cómo se te revolvía el estómago y es que no es casualidad que se llame al aparato digestivo el segundo cerebro, ya que además tienen una estrecha relación. Tanto es así, que todo el tubo digestivo (desde el esófago hasta el ano) está barnizado por más de cien millones de células nerviosas, que es tanto como lo que contiene el sistema nervioso central (cerebro, cerebelo y tronco)

Además este mismo tubo digestivo cuenta con aproximadamente cien billones de microorganismos que tienen una función primordial con respecto a cómo se procesan los alimentos y sus nutrientes. Influyen claramente en nuestro organismo, ya que liberan una gran cantidad de moléculas al intestino.

Como decía al principio, estamos aún en los albores de las investigaciones, pero todo apunta a que las primeras pruebas en ratones, demuestran que el déficit de flora bacteriana, repercute drásticamente en el organismo, incluyendo también el cerebro, con un efecto dominó que llega alterar el estado anímico y la conducta del sujeto. La salud del intestino influye en nuestro estado anímico

Algunas teorías respecto a estado anímico y probióticos

Una de las teorías publicadas (Kelly et al) apunta a que una permeabilidad deficitaria del intestino puede originar inflamación que surge en los trastornos de ánimo. En otro sentido, también se piensa que determinados microorganismos liberan sustancias que realizan tareas de neurotransmisores en el cerebro. Por úlitmo, también se piensa que algunas de las sustancias segregadas por estos microrganismos del sistema digestivo, influyen directamente en nuestro sistema inmune o en el sistema nervioso.

Las teorías son diversas. Una revisión publicada en el 2015 —Kelly et al.— sugiere que los déficit en la permeabilidad del intestino pueden ser la causa de la inflamación que aparece en los trastornos del ánimo. Por otro lado, se postula que algunos microorganismos segregan sustancias que desempeñan la labor de neurotransmisores en el cerebro.

Finalmente, algunos especulan con que algunas de las sustancias producidas por esos microorganismos del tubo digestivo afectan directamente al sistema inmune o al sistema nervioso.

Espero que os haya resultado interesante este post sobre “estado anímico y probióticos”. Puedes seguirnos en redes sociales o suscribiéndose al boletín informativo.

Amar prolonga la vida

amar prolonga la vida

Amar prolonga la vida porque afecta de forma positiva a todas las facetas de la misma. No me refiero solo al amor de pareja y tampoco pretendo en este artículo dar una charla moralista, pues me baso en hechos científicos. Somos seres puramente sociales y la manera en que construyamos las relaciones personales y cómo cuidemos nuestro interior tendrá un efecto dominó sobre nuestra felicidad. Las relaciones tóxicas nos agotan y nos llevan a enfermar, sin embargo, cuando esas relaciones son equilibradas, cuando participamos en grupo, ayudamos y dejamos que nos ayuden, etc, estamos generando bienestar, mejorando nuestra salud y probablemente alargando nuestra vida.

Un psiquiatra norteamericano llamado Robert Waldinger realizó un estudio a grupos de población de distinto ámbito y estatus social durante más de setenta y cinco años. La conclusión final del estudio es que efectivamente las buenas relaciones nos hacen más felices y saludables. Este estudio se desglosó en tres puntos muy claros:

  • Establecer lazos con los demás nos beneficia, mientras que la soledad mata. Suena fuerte, pero este estudio concluye que en la mayoría de los casos la soledad es tóxica, porque nos hace más propensos a enfermar y se relaciona con demencias y Alzheimer.
  • Es más importante la calidad de los vínculos que la cantidad. La cuestión es cómo de sanas o conflictivas son esas relaciones.
  • Una buena relación se basa en la complicidad y el compañerismo. El estudio también concluyó que el saber que puedes contar con el otro preservan mejor su memoria que aquellas que no confían o saben que no pueden contar con la otra persona.

Por tanto, amar no es una cuestión de moralina tampoco de idealizar ni empalagar con algunos tópicos que han proliferado en tiempos. Es frecuente cuando entramos en una crisis personal o de salud que se revalorice esa necesidad de amar y ser amados. También en los casos de personas que están a punto de morir, añoran haber dedicado más tiempo al cuidado de esas relaciones, a aspectos quizás más espirituales. Amar prolonga la vida, nos hace mejor personas y más felices.

Test de Personalidad de Eysenck (EPI) (Extroversión / Introversión)

El test de Personalidad de Eysenck (EPI) mide dos dimensiones dominantes e independientes de la personalidad, la Extraversión-Introversión y el Neuroticismo-Estabilidad, que representan la mayor parte de la variación en el dominio de la personalidad. Cada formulario contiene 57 ítems “Sí-No” sin repetición de ítems. La inclusión de una escala de falsificación permite detectar la distorsión de la respuesta. Los rasgos medidos son Extraversión-Introversión y Neuroticismo. Continuar leyendo “Test de Personalidad de Eysenck (EPI) (Extroversión / Introversión)”

Cómo superar la culpa

Cómo superar la culpa
Cómo superar la culpa

Para conocer cómo superar la culpa, primero hay que reconocerla y saber que es uno de los sentimientos más limitantes y dañinos. Puede tener un origen interno o externo tal como describo a continuación:

  • Cuando este sentimiento de culpa surge desde tu interior es porque buscas permanentemente en tu mente un fallo o una decepción. Ves constantemente tus errores y limitaciones juzgándote tan duramente que llegas al desprecio hacia tu persona sin ser capaz a penas de ver lo positivo.
  • Otras veces es tu entorno o alguien en concreto que parece señalarte todo o hacer juicios de valor permanentes, acusaciones, chantaje emocional, etc. “no deberías haber hecho esto”, “Si no me haces casos me voy a poner triste”, etc.

¿Cómo combatir la culpa?

Como digo siempre, no sé si hay una receta única para ello, pero si hay unas pautas que nos pueden ayudar a superar la culpa y conseguir ser más felices:

  • Primero de todo anota las culpas recurrentes que te asaltan.
  • Anota también los principales fallos que te reprochas del pasado sin ser duro; ahora no es el momento. De esta manera seremos más conscientes de qué nos está pasando interiormente.
  • Observa ese acontecimiento que quizás te ha venido persiguiendo. Hazte consciente de que la culpa no te ayuda a crecer y es un sentimiento limitante. Da un paso al frente de una vez.
  • Hazte esta pregunta ¿qué me estoy perdiendo de mi presente viviendo en ese estado de culpa? Vas a hacerte consciente de la cantidad de buenas cosas que estás dejando pasar ahora.
  • De la culpa es fácil pasar al victimismo, que es igualmente tóxico que además es un círculo vicioso que puede llegar a desarrollar una conducta neurótica que obstaculiza y limita tu visión de la vida y tu relación con los demás.
  • Empieza a buscar todas las cosas buenas que tienes. Póntelo casi como ejercicio de disciplina diario, bucea dentro de ti, no importa lo que te cueste verlo, porque lo encontrarás. Las personas que no se aman tienen una visión distorsionada de la realidad. Mantente ajeno de la opinión de los demás, esa será tu principal misión si es el caso; rebélate un poquito que ya te toca.
  • Es momento también de definir tus valores personales y fortalecerlos ¿Quién eres? ¿Qué gobierna tu vida. Baja el listón de la autoexigencia o de las exigencias de los demás hacia ti.

En resumen para superar la culpa primero es ser consciente de que ese sentimiento está arraigado en lo más profundo de tu ser, que puede derivar en victimismo, depresión. etc. Da un golpe en la mesa de una vez por todas, porque en tu interior hay un tesoro que te está guardando. Recuerda que puedes suscribirte a nuestro boletín para tener acceso a toda la información.