Preguntas y Respuestas de Rumi

Le preguntaron a Rumi, maestro espiritual persa del siglo. XIII:

¿Qué es el veneno?
– Cualquier cosa más allá de lo que necesitamos es veneno. Puede ser el poder, la pereza, la comida, el ego, la ambición, el miedo, la ira, o lo que sea …
¿Qué es el miedo? 
– La no aceptación de la incertidumbre. Si aceptamos la incertidumbre, se convierte en aventura.
¿Qué es la envidia? 
– La no aceptación de la bienaventuranza en el otro. Si lo aceptamos, se torna en inspiración.
¿Qué es la ira?
– La no aceptación de lo que está más allá de nuestro control. Si aceptamos, se convierte en tolerancia.
¿Qué es el odio?
– La No aceptación de las personas como son. Si las aceptamos incondicionalmente, a continuación, se convierte en amor.
¿Qué es la madurez espiritual?
1. Es cuando se deja de tratar de cambiar a los demás y nos concentramos en cambiarnos a nosotros mismos.
2. Es cuando aceptamos a las personas como son.
3. Es cuando entendemos que todos están acertados según su própia perspectiva.
4. Es cuando se aprende a “dejar ir”.
5. Es cuando se es capaz de no tener “expectativas” en una relación, y damos de nosotros mismos por el placer de dar.
6. Es cuando comprendemos que lo que hacemos, lo hacemos para nuestra propia paz.
7. Es cuando uno deja de demostrar al mundo lo inteligente que se es.
8. Es cuando dejamos de buscar la aprobación de los demás.
9. Es cuando paramos de compararnos con los demás.
10. Es cuando se está en paz consigo mismo.
11. La madurez espiritual es cuando somos capaces de distinguir entre “necesidad” y “querer” y somos capaces de dejar ir ese querer …
Por último y lo más importante! *
12. Se gana la madurez espiritual cuando dejamos de anexar la “felicidad” a las cosas materiales!
Un bello mensaje que me encontró a mí, el día de hoy, para leer y releer hasta comprender 🙏.

Poesia Sufi

Rumi Poesia

Un momento de felicidad,
tú y yo sentados en la varanda,
aparentemente dos, pero uno en alma, tú y yo.
sentimos el Agua de Vida que fluye aquí,
tú y yo, con la belleza del jardín
y el canto de las aves.
Las estrellas nos mirarán,
y les mostraremos
lo que es ser una fina luna creciente.
Tú y yo fuera de nosotros mismos, estaremos juntos,
indiferentes a conjeturas inútiles, tú y yo.
Los papagayos del paraíso harán el azúcar crujir
mientras reímos juntos tú yo.
de una forma en este mundo,
y de otra en una dulce tierra sin tiempo.

Kulliyat-e Shams, 2114

Tantra y Sexualidad

¿Qué es el Tantra?

El vocablo según Swami Satyananda se compone de las palabras Tanoti y Trayati. La primera quiere decir expandir, extender y la segunda significa libertad o liberar. Por ello concluye definiendo al Tantra como la ciencia de “la expansión de la conciencia” y la “liberación de la energía” En otras palabras lograr la unión de Shiva y Shakti. Shiva es la conciencia pura y reside en la parte superior de la cabeza, en el séptimo chakra (la coronilla) Shakti es la energía Kundalini que yace dormida en la base de la columna, en el primer chakra y que al despertar sube por el canal de energía sushuma nadi para encontrarse con Shiva despertando todo el cerebro para conseguir la iluminación.

Su origen es posible que se remonte al siglo VI a. C. de la mano de Buda. Por contra, también se dice que es un sistema que se desarrolló con el hombre mientras éste se adaptaba a nuevas situaciones, sin seguir un patrón único de crecimiento y cambiando según las circunstancias y la tradición.

La práctica del Tantra también se caracteriza por tres elementos principales que comprenden todo el universo: Mandala (abarca todo lo que existe en el universo), Yantra (Es una forma de mandala, una visión interna representada con figuras geométricas) y Mantra (Sonido que contiene una fuerza espeical)

El Sexo en el Tantra

Suele confundirse el Tantra como el “Yoga Sexual” cuando en realidad es el “Yoga del Todo” la unión con todo en cada momento. La sexualidad como aspecto de la vida que es, también se contempla en el Tantra y para este tiene tres propósitos: procreación, placer y samadhi (superconciencia) Algunos practicantes de Yoga (yoguis) experimentaron, que a través de algunas actitudes y técnicas, la sexualidad puede tomar una dirección nueva hasta convertirse en un proceso espiritual. Para ello es necesario acercarse al acto sexual como un lugar sagrado, como una actitud meditativa, desintresada y lejos de dependencias y apegos. Muy al contrario los amantes se entregan en una actitud de devoción y entrega, respetando al otro como una esencia divina, lejos de la lujuria donde lo importante no es la satisfacción sexual sino la trascendencia.

Esperamos que a modo introductorio os haya servido este artículo e ir dando más aspectos interesantes que os sean útiles e interesantes para vuestro día a día.

Yalal ud-Din Rumi

Poesía de uno de los más grandes poetas místicos del Islam

“¿Qué puedo hacer, oh musulmanes?, pues no me reconozoo a mi mismo. No soy cristiano, ni judío, ni mago, ni musulmán. No soy del Este, ni del Oeste, ni de la tierra, ni del mar. No soy de la mina de la Naturaleza, ni de los cielos giratorios. No soy de la tierra, ni del agua, ni del aire, ni del fuego. No soy del empíreo, ni del polvo, ni de la existencia, ni de la entidad. No soy de India, ni de China, ni de Bulgaria, ni de Grecia. No soy del reino de Irak, ni del país de Jurasán. No soy de este mundo, ni del próximo, ni del Paraíso, ni del Infierno. No soy de Adán, ni de Eva, ni del Edén, ni Rizwán. Mi lugar es el sinlugar, mi señal es la sinseñal. No tengo cuerpo ni alma, pues pertenesco al alma del Amado. He desechado la dualidad, he visto que los dos mundos son uno; Uno busco, Uno conozco, Uno veo, Uno llamo. Estoy embriagado con la copa del Amor, los dos mundos han desaparecido de mi vida; no tengo otra cosa que hacer más que el jolgorio y la jarana”.

Oración Budista

Extraida del libro “El Buen Corazón” por el Dalai Lama”

Que a todos los seres vivos,
tan sobresalientes incluso
como la gema donadora de deseos,
para llevar a cabo la hazaña más noble,
pueda siempre tenerlos como lo más querido.

Cuando esté en la compañía de los demás
siempre me consideraré a mí mismo como el más bajo,
y desde lo más hondo del corazón
los tendré como queridos y supremos.
Vigilante, en el momento en que aparezca un engaño
que nos ponga en peligro tanto a mi como a los otros,
me enfrentaré con él y lo apartaré
sin dilación.

Cuando vea seres de naturaleza perniciosa,
abrumados por violentas acciones negativas
y sufrimiento,
querré a tan extraños seres
como si hubiere encontrado un precioso tesoro.

Cuando otros, movidos por la envidia,
me traten con abuso,
me insulten o cosa similar, aceptaré la derrota,
y ofreceré a los demás esa victoria.

Cuando alguien a quien yo haya beneficiado
y en quien haya puesto grandes esperanzas
me dañe terriblemente,
lo miraré como a mi santo y espiritual amigo.

En resumen, tanto directa como indirectamente,
ofrezco cada logro y cada dicha a todos los seres vivos,
mis madres;
que cargue yo sobre mí calladamente
todas sus dañinas acciones y su sufrimiento.
Que no sean ellos engañados por los conceptos
de las ocho preocupaciones profanas,
y siendo ellos conscientes
de que todas las cosas son ilusorias,
que sean, sin apego, liberados de la esclavitud.

Esperemos que os haya gustado este ejemplo de oración budista dirigida a salir de la ignorancia a través de la compasión y la humildad.