A ver si quedamos

Una historia de agendas apretadas y procrastinación

Rex tenía su agenda siempre a mano para poder cuadrar sus actividades diarias. Trabajaba en una importante empresa tecnológica, pero sin embargo le gustaba adquirir a primeros de años un recambio en papel de la agenda para adaptarlo a las tapaderas que tantos años le habían venido acompañando. En eso si que era de papel y bolígrafo, porque todo su trabajo giraba entorno al mundo de la computación.

Terminaba su jornada laboral tarde y llegaba a casa con ganas de no hacer nada. Necesitaba desconectar con unos minutos de televisión mientras actualizaba y se ponía al día con sus redes sociales. Por su mente pasaban una lista interminables de “tengo que”: mañana tengo que comprar y debería llamar a mi madre. También sería bueno que pasara por el gimnasio.

Mientras cenaba, tomaba su teléfono para contestar los mensajes que le habían ido entrando. Muchos de ellos irrelevantes; memes, bromas y opiniones de grupo. Sin embargo, diariamente un patrón común destacaba en los cierres de alunas conversaciones: “Bueno, a ver si quedamos…”, “Tenemos que encontrar un hueco…”, “A ver si….”.

La mañana del veintiuno de abril, fue diferente. Desde que salió tenía una sensación interna extraña, como si algo fuera a pasar, aunque Rex no quiso reparar en ello. Siguió derecho hasta su puesto de trabajo y se sentó delante de su máquina. El ventilador del equipo sonaba casi como un lamento generaba una vibración intermitente que se expandía por la mesa. Cuando puso las manos sobre el teclado notó una corriente interna por todo su cuerpo, como un latigazo; se estremeció y calló redondo.

Cuando despertó fue en una cama de hospital de psiquiatría. No sabía expresar en su lenguaje materno, sólo transmitía instrucciones en C++, el lenguaje de programación por el que le habían contratado. También podía comunicarse en binario, cosa muy útil teniendo en cuenta que por acuerdo, habían determinado que “0=Si” y “1=No”.

Su amiga y compañera de trabajo Vera, había llegado a la conclusión de que era posible reprogramarle aprovechando los nodos que le habían conectado a su cerebro insertando las clavijas a su equipo portátil. Se molestó en adaptar una versión del diccionario de la RAE estableciendo reglas y equivalencias entre el argot de C++ y las palabras en Español. La versión 1.0 era muy simple, carecía de frases hechas y expresiones complejas, de segundas intenciones, etc. Era suficiente para volver a comunicarse con normalidad.

Volvió a la rutina con su lenguaje sencillo. Tomaba el mismo medio de transporte, se sentaba en su pupitre y programaba, pero ya desde el primer día algo sutilmente había cambiado…. Revisó los mensajes y contempló en varios de ellos que existía una expresión que ahora desconocía: “A ver si nos vemos”.

¿Cómo? No entiendo a que te refieres “a ver si” por qué no nos vemos mañana, mañana mismo, después de trabajar. En su programación, algo había cambiado, simplificaba mucho más todo, ponía intención en encontrar hueco en su agenda con las personas que quería, parecía estar más presente en todo.

Vera su amiga del alma se había ocupado de incluir en su nuevo diccionario las principales palabras, pero también le había transferido la función C++ “Carpe diem” (vive el momento). Rex era otro, era feliz.

Gracias por visitarnos, puede seguirnos a través de nuestro boletín informativo.

Cómo hablar en público, libro completo

Hoy teníamos que dedicar unas líneas a la oratoria como habilidad. La publicación “Como Hablar en Público”libro nace con la misión de servir como manual de trabajo para asistir a un taller de prácticas sobre el tema de su título. Taller que se desarrolla en muy corto tiempo, solo en 16 horas, y con teoría y prácticas, dirigido a un público heterogéneo: Mayores o jóvenes, pensionistas, emprendedores, autónomos o directivos, estudiantes, asociaciones, etc.

Objetivos del libro

Se pretende también que sirva de ayuda tanto para gente con cierta práctica de hablar en público, como suelen ser vendedores o quienes están atendiendo al público, como a otras personas con menos o ninguna experiencia, que sienten ese “miedo escénico”, o temor o ansiedad, a la hora de hablar a un público que te mira expectante. Eliminarles esas sensaciones y que tengan confianza en hacerlo, para conseguir motivarles o persuadirles con sus ideas. Además hemos preparado una formación sobre las técnicas de oratoria para defendernos en cualquier medio.

Otra razón es el deseo de actualizar los métodos clásicos en oratoria. Hoy el mundo es mucho más dinámico y rico en imágenes que están fácilmente accesibles a través de nuevas tecnologías y recursos de comunicación que hacen mucho más sencillo ilustrar y motivar al auditorio a través de la imagen. Y este video es un buen ejemplo.

Además, igualmente importante, es que el público es ahora también distinto: Aprecia más que le hablen en un lenguaje claro, directo, de uso común, lejos del estilo más académico, erudito o de gran resonancia, del orador de éxito del siglo pasado. Sin que con esto queramos desmerecer, ni mucho menos, los valores que siempre han sido muy apreciados y que han distinguido al buen comunicador.

Disfruta del poder de la oratoria

Puedes mejorar también mucho en las comunicaciones directas bis a bis, o de persona a persona porque seguro tienes motivos y potencial para superar cualquier situación.sus dudas, y aún para formar más y más equipos de luchadores.

Sabrás cómo superar la barrera del miedo, planificar y estructurar tu discurso y ganar habilidades para manejar la situación en diferentes situaciones: asambleas, presentaciones, medios de comunicación, juntas, etc .

Como consecuencia de varios hechos que me han motivado lo bastante como para decidirme a publicarlo.

¿Por qué este libro?

El primer hecho es la creación de un manual para facilitar los trabajos de un “taller” de hablar en público, dirigido a pensionistas, mayores y jóvenes, mujeres y hombres. Taller que se desarrollará en muy corto tiempo, solo en 8 horas, y con teoría y prácticas. Además, las personas que asistan al taller, después han de hacerlo conocer y poder entrenar a cientos de personas que, voluntariamente, explicarán nuestras inquietudes y demandas a esa clase media, también en edades entre generaciones, para que se posicionen con nosotras en las luchas, ya que de lo contrario perderán derechos fundamentales para su futuro.

Después han de hacerlo conocer y poder entrenar a cientos de personas que, voluntariamente, explicarán nuestras inquietudes y demandas a esa clase media, también en edades entre generaciones, para que se posicionen con nosotras en las luchas, ya que de lo contrario perderán derechos fundamentales para su futuro. sus dudas, y aún para formar más y más equipos de luchadores.

La segunda razón, es que se pretende que sea de utilidad para emprendedores, o trabajadores, y para otras personas con poca experiencia o que confiesan sentir ese “miedo escénico”, o temor o ansiedad, a la hora de hablar en público. Eliminarles esas sensaciones y que tengan confianza en hacerlo, porque sabemos que tienen motivos y potencial para superar sus dudas, y aún para formar más y más equipos de luchadores.

En tercer lugar el hecho de que, por mis experiencias personales, conozco vuestras dificultades para hablar en público. Como yo aprendí a dominar esos temores, sé como puedo ayudarte a superar esos limites, y que actúes con naturalidad ya que se que podrás llegar a hacerlo mejor y hasta de forma brillante.

Otra razón es el deseo de actualizar los métodos clásicos en oratoria. Hoy el mundo es mucho más dinámico y rico en imágenes que están fácilmente accesibles. Nuevas tecnologías y recursos de comunicación hacen mucho más sencillo ilustrar y motivar al auditorio a través de la imagen.

Otra razón más, y muy importante es que el público es ahora también distinto: Aprecia más que le hablen en un lenguaje claro, directo, de uso común, lejos del estilo académico, erudito o de gran resonancia, del orador de éxito del siglo pasado. Sin querer desmerecer, ni mucho menos, los valores que siempre han distinguido al buen comunicador.

Con una ventaja adicional y es que Quien Habla Bien en Público consigue también ser eficaz y brillante en su forma de comunicar de persona a persona, o participando en grupos muy reducidos.

¡Y Si, puedo asegurarte que, si lees el libro y persistes en tus prácticas, tu conseguirás disfrutar, y mucho, hablando en público!

Sensación de perder el tiempo con alguien, experiencia de vida

Microrrelato perder el tiempo. El trébol siempre de dará algo.
Microrrelato El Trébol de la Suerte (el tiempo nos da la experiencia)

¿Has tenido la sensación de haber hipotecado tu tiempo con algo o alguien?

Aquí os dejo un breve relato, un pequeño cuento que habla sobre esa sensación de perder el tiempo en relaciones, situaciones, personas, etc. El destino se manifiesta como trébol o como diente de león ¿Por qué? Descúbrelo en esta historia.

El Trébol de la Suerte – Microrrelato

Se despertó una mañana con ganas de comerse el mundo y fue en ese instante cuando el sol entraba furtivo por las ventana entreabierta con sus primeros rayos de luz. La vida parecía que ahora le entregaría el trébol de cuatro hojas y una nueva oportunidad.

Se deslizó hasta que su pie derecho encontró la primera zapatilla para calzarse y salir derecho hacia el café matinal y las dos tostadas que acostumbraba a tomar. Tenía que darse prisa, porque quería ir a recoger a Mirta y a su pequeña Bora. Planificaron salir de la ciudad a respirar el aire de las montañas más próximas en Cerdedilla.

Mirta tenía unos rasgos exóticos y una inteligencia excepcional. Durante muchos años Soren, sabía que no debía cruzar la delgada línea que separa la amistad de eso que llaman el amor, pero ahora todas las señas del universo parecían querer invitarle a pasar la divisoria. La casuística, la dirección del viento, la posición de los planetas y hasta esos primeros rayos matutinos eran la evidencia del calor que él anhelaba inconscientemente.

Cuando regresó a casa, Soren agarró los dados del destino los arrojó al tapete y sumó cinco para apostarlo en años de fiel e incondicional compañía. Apuesto todo o nada.

Un día, se levantó como otras veces para recogerlas. Algo vio en ese trébol de cuatro hojas al que aún se agarraba y cuando se acercó vio que era un diente de león. No importa, como otras veces, te llevaré conmigo. Delicadamente depositó la planta en su bolsillo de la camisa. La pequeña Bora siempre le mostraba cariño, ese día quizás sus ojos le veían como un padre, aunque fuera de fin de semana…Fue en ese instante cuando vino el viento que golpeó con fuerza al diente de león y se llevó los deseos que ahí estaban como un trébol o como una margarita que se deshoja para decir… No, esta no es la dirección. Desaparecerán de tu vida y tu, tu sencillamente apostaste en vano, hipotecaste en tiempo y a cambio de nada.

El destino no es caprichoso, sabe lo que hace y por qué, escuchó en el susurro del viento. Ahora está empezando a amanecer y ya sabes que que los dados no son de fiar. La niebla a veces confunde al árbol del arbusto, al trébol del diente de león…Utiliza tu instinto, él nunca te fallará. Cuando te quite, te daré algo; el tiempo se fue pero la sabiduría te ha hecho fuerte. Ahora echa a andar, que un nuevo camino se abrirá ante ti.

Buen camino y mis mejores deseos de que alcancéis vuestras metas y objetivos. Sed felices.

Espero que os haya gustado, puedes suscribirte al boletín para mantenerte en contacto. Feliz día.

Test de Personalidad de Eysenck (EPI) (Extroversión / Introversión)

El test de Personalidad de Eysenck (EPI) mide dos dimensiones dominantes e independientes de la personalidad, la Extraversión-Introversión y el Neuroticismo-Estabilidad, que representan la mayor parte de la variación en el dominio de la personalidad. Cada formulario contiene 57 ítems “Sí-No” sin repetición de ítems. La inclusión de una escala de falsificación permite detectar la distorsión de la respuesta. Los rasgos medidos son Extraversión-Introversión y Neuroticismo. Continuar leyendo “Test de Personalidad de Eysenck (EPI) (Extroversión / Introversión)”

¿Cómo te gustaría construir tu vida?

¿Cómo te gustaría construir tu vida?
Volver a salir del cascarón para vivir la vida

¿Qué quieres hacer para construir tu vida, cómo quieres vivir, qué persona quieres ser? Existe un porcentaje alto de personas que viven fuera de su centro. El ritmo al que estamos sometidos nos dificulta ser la persona que queremos ser y estar en la vida como nos gustaría. Incluso este ritmo hace que ni nos lo planteemos.

Darse cuenta de dónde venimos

Vivimos desde el exterior de nosotros mismos, de acuerdo a pautas que nos vienen dadas por los grupos de influencia a los que pertenecemos. Ya desde la infancia no se nos permite estar atentos a lo que realmente nos gusta, nos apetece, nos motiva. Nos educan en lo correcto más que en el descubrimiento de la sintonía con nuestro potencial. Elegimos la formación para el futuro por las salidas profesionales que nos ofrece, nos presentamos a las entrevistas de selección preparando respuestas que no se corresponden con lo que somos, con nuestros deseos y expectativas, sino con lo que el entrevistador espera oír. El ámbito laboral no se escapa de este fenómeno. Nos comportamos en el trabajo de acuerdo con lo que otros esperan ver, aunque se contradiga con convicciones personales profundas.


¿Es de esta forma como queremos vivir nuestra vida?

Lo cierto, es que cada vez somos más los que deseamos identificarnos con nosotros mismos, aprender a conocernos y para ello, necesitamos dedicarnos atención. Para ello, es muy importante aprender a sintonizar con nuestras inquietudes vitales, lo que nos hace sentir bien y lo que no nos hace felices, en todos los ámbitos de nuestra existencia.

Para ello, el primer peldaños que hemos de subir para encontrar nuestro centro, es tomar como referencia nuestras emociones, qué siento?… enseguida nos aparecerá la siguiente pregunta relacionada: qué quiero hacer de mi vida, cómo quiero vivirla, qué tipo de persona quiero diseñar?. Y cada una de nuestras respuestas nos mueve a la acción, y dan lugar a un proceso en el que nos construimos identificándonos con
nuestro sentir profundo, con nuestro deseo de ser una y no otra persona. Y probablemente, ser fieles a ello implique rupturas, con lo que fuimos, con lo que se esperaba de nosotros, con lo que no nos hacía felices a pesar de que fueran motivos de éxito o de una buena fachada ante los demás.

Cada día tiene veinticuatro horas, y somos libres para decidir cómo queremos vivir cada una de ellas, en cada ámbito, en cada espacio, en cada entorno, con cada persona que nos rodea… podemos llenarlas de retos, de ambición, de deseo por erigir lo que deseamos ser o por dejarnos llevar donde los condicionamientos sociales nos dirijan. Somos los dueños de nuestra vida y podemos hacer de ella una experiencia maravillosa. Por qué no empezar a caminar hacia donde queramos estar?. Y, en
algún momento miraremos hacia atrás y, qué pasará con nuestra mirada, se sentirá orgullosa de nuestra construcción, o desearía volver a empezar?

Es el momento de reconocer y hacer crecer tus valores personales, de sentirte capaz y de luchar para conseguir hacer realidad tus sueños.

Gracias por llegar hasta aquí, si lo deseas, puedes seguir las redes sociales y el boletín informativo de webpositiva.