Arquitectura modular

Reciclaje de materiales y reducción en los tiempos de construcción, eficiencia energética.

Existe una apuesta clara por los nuevos modelos de construcción, a través de la arquitectura modular, dado que todo apunta a una reducción de costes, tiempos e incluso emisiones de CO2.

Cuando empiezas a indagar en el tipo de construcción, enseguida encuentras distintos estudios y empresas que utilizan diferentes modelos desde los más económico con lo que se llaman casas contenedor, hasta los prototipos más caros que utilizan bloques preconstruidos. Con todo y con esto, en proporción probablemente salga más económico comparativamente con la arquitectura tradicional.

Iremos ampliando información en otras publicaciones para cada uno de estos modelos de manera más precisa y concreta, pero a grandes rasgos, podemos adelantar por ejemplo uno de los modelos que más éxito está tenendo es el de las ‘casas contenedor’ que parten de un contenedor típico de barco, al que se pueden ir ensamblando otros, en función de la necesidad de espacio y presupuestos.

Los contenedores de barco reúnen algunas características como su extrema resistencia, de hecho están diseñados para llevar cargas de todo tipo y ser apilados unos encima de otros sin sufrir ni un ápice. Además son fáciles de trasladar a cualquier parte y de acondicionar y aislar térmica y acústicamente.

Hemos visto además como la arquitectura modular ha tenido un impulso en proyectos relacionados con la carrera espacial, de cara a la construcción en la luna o en marte. Además, sin irnos tan lejos, hemos visto cómo en algunos países se han construido hospitales con esta filosofía en un tiempo record, desgraciadamente por la pandemia del Covid-19.

En definitiva, si acompañamos estos nuevos modelos de construcción a otros tan necesarios como el del as energías renovables, podemos llegar a la fórmula perfecta integrada en el medio ambiente, diversificación de la población y eficiencia energética.