Estado anímico y probióticos ¿Cómo influye?

Probióticos y estado anímico
La salud de nuestro aparato digestivo influye en nuestro estado anímico

Ya hace tiempo que se empezaron a realizar diferentes estudios sobre la relación del estado anímico y probióticos, ya que la salud de nuestra flora intestinal, puede estar muy relacionada con nuestro estado mental y emocional. Queda seguramente a la fecha bastante trabajo por realizar por parte de la comunidad médico científica, pero hemos querido hablar de ello a modo de reflexión, ya que son hábitos que pueden ayudarnos a ser más felices.

El intestino, nuestro segundo cerebro

Te habrá pasado alguna vez en momentos de tensión, sentir cómo se te revolvía el estómago y es que no es casualidad que se llame al aparato digestivo el segundo cerebro, ya que además tienen una estrecha relación. Tanto es así, que todo el tubo digestivo (desde el esófago hasta el ano) está barnizado por más de cien millones de células nerviosas, que es tanto como lo que contiene el sistema nervioso central (cerebro, cerebelo y tronco)

Además este mismo tubo digestivo cuenta con aproximadamente cien billones de microorganismos que tienen una función primordial con respecto a cómo se procesan los alimentos y sus nutrientes. Influyen claramente en nuestro organismo, ya que liberan una gran cantidad de moléculas al intestino.

Como decía al principio, estamos aún en los albores de las investigaciones, pero todo apunta a que las primeras pruebas en ratones, demuestran que el déficit de flora bacteriana, repercute drásticamente en el organismo, incluyendo también el cerebro, con un efecto dominó que llega alterar el estado anímico y la conducta del sujeto. La salud del intestino influye en nuestro estado anímico

Algunas teorías respecto a estado anímico y probióticos

Una de las teorías publicadas (Kelly et al) apunta a que una permeabilidad deficitaria del intestino puede originar inflamación que surge en los trastornos de ánimo. En otro sentido, también se piensa que determinados microorganismos liberan sustancias que realizan tareas de neurotransmisores en el cerebro. Por úlitmo, también se piensa que algunas de las sustancias segregadas por estos microrganismos del sistema digestivo, influyen directamente en nuestro sistema inmune o en el sistema nervioso.

Las teorías son diversas. Una revisión publicada en el 2015 —Kelly et al.— sugiere que los déficit en la permeabilidad del intestino pueden ser la causa de la inflamación que aparece en los trastornos del ánimo. Por otro lado, se postula que algunos microorganismos segregan sustancias que desempeñan la labor de neurotransmisores en el cerebro.

Finalmente, algunos especulan con que algunas de las sustancias producidas por esos microorganismos del tubo digestivo afectan directamente al sistema inmune o al sistema nervioso.

Espero que os haya resultado interesante este post sobre “estado anímico y probióticos”. Puedes seguirnos en redes sociales o suscribiéndose al boletín informativo.