Ansiedad e imaginación

Ni presente ni futuro, la clave vivir en el aquí y ahora

Ansiedad e imaginación muchas veces están relacionadas por distintos motivos y es curioso, porque la psicología moderna nos advierte de una estadística especialmente reveladora: El 90 por 100 de las cosas que nos preocupan jamás llegan a suceder; sin embargo tanto el cuerpo como la mente las viven como si fueran reales.

Vivimos permanentemente preocupados por cosas que no tienen por qué suceder. ¿Y si no paso el examen? ¿Y si me echan del trabajo? ¿Y si no llego a entrar en la universidad? ¿Y si no llevo me sale bien este nuevo proyecto? ¿Y si no renuevo mi contrato? ¿Y si mi pareja no me quiere y se va? ¿Y si le pasa algo a mi hijo? ¿Y si me pasa algo? ¿Y si mis padres se ponen malos? Ese «y si…» permanente tiene un fuerte impacto tanto en la mente como en el cuerpo, cuando realmente solo podemos actuar, sentir y responder en el momento presente. Debemos responsabilizarnos sobre nuestra capacidad de proceder en el hoy y el ahora. Podemos encontrar soluciones a la ansiedad aunque un buen autoconocimiento nos ayudará a combatirla y sobre todo prevenirla.

Superar las heridas del pasado para poder mirar con ilusión el futuro

Vivir anclados en el pasado nos puede llevar a la depresión, a la neurosis y
al resentimiento
; por otro lado vivir con la preocupación al extremo por el futuro también lleva a la ansiedad. En el siglo XXI, la depresión y la ansiedad son las dos grandes enfermedades.

El pasado nos aporta experiencia, pero nunca debería predestinar nuestro futuro. El hecho de permanecer con la mente centrada en el pasado, de volver una y otra vez a algo que ocurrió hace tiempo, puede provocar en nosotros emociones o sensaciones tales como la melancolía, la frustración, la culpa, la tristeza o el resentimiento y llegar a una depresión. La cuestión es que todo este cóctel o uno de sus ingredientes, impiden que disfrutemos del presente.

El estancamiento no ayuda, porque estamos impidiendo avanzar en la vida. No dejes que ansiedad e imaginación se alíen en tu contra, el simple de hecho de conocer estos datos te ayudará a combatirla. Tener hábitos saludables, la práctica del Mindfulness, el deporte, hablar y relacionarnos, etc también serán siempre de gran ayuda.