Tantra del corazón

Tantra Yoga

Un viaje al autoconocimiento

He querido hablar de Tantra del corazón, porque creo que en occidente hemos ido moldeando la corriente del Tantra a nuestro antojo y conforme a nuestras necesidades derivándolo exclusivamente al sexo.

¿Qué es el Tantra?

No voy a entrar en este artículo a definir qué es el Tantra, ya que existen muchas corrientes dentro del budismo, hinduismo, etc y además hay mucha información ya escrita en la red o en la propia wikipedia. No obstante, brevemente para el budismo tibetano es la vía rápida a la iluminación, ya que sigue las enseñanzas de Buda que le llevó al conocimiento. La práctica del Yoga, también suele tratar esta modalidad.

En el hinduismo igualmente las enseñanzas y la meditación son fundamentales para llegar a la verdad absoluta. Ocurre que una de las corrientes procedentes del hinduismo y también algunas budistas incluyen el sexo como una vía alternativa para alcanzar la realización; esta parte es la que ha resultado más interesante en occidente y da lugar al neotantra.

¿Qué es el Neotantra?

Surge como una nueva visión del Tantra en occidente, también conocido como masaje tántrico o “Yoga sexual”, no se considera como una religión o filosofía, simplemente se resumen el diferentes prácticas sexuales supuestamente con un de realización o como una acto espiritual.

Mi visión

Particularmente mi visión de todo lo que sea crecer espiritualmente es conocimiento y sobre todo amor. Ahora bien, creo que una de las claves de la filosofía budista y del tantra es el desapego y tengo la sensación que el neotantra es un apego al sexo, camuflado con un rollo espiritual y amoroso falso en la mayoría de los casos.

Tengo una visión abierta respecto al sexo, que cada cual haga lo que le llene, siempre que sea desde el respeto y desde el consentimiento mutuo. El problema que veo en esto del neotantra es que se vende amor cuando en realidad es apego. Sirva el siguiente ejemplo.

Hace no mucho alguien me comentó que su pareja, le había regalado un masaje tántrico. Tienen una mentalidad bastante abierta, al tiempo que me comentaba el agraciado que fue una experiencia mística. La verdad que me salió un poco la ironía y le pregunté si hubiera ido al masaje sabiendo que lo daba una octogenaria. Lo pensó y me reconoció que seguramente no. Por tanto, ¿estamos hablando de amor o de instinto?

Cuando he hablado de tantra del corazón es porque creo que el fin último de cualquier ser humano es realizarse, renunciar al egoísmo y amar sin excepción. Creo que los seres humanos aún tenemos mucho que aprender y cualquier camino pasa por la humildad.