Superar abusos en la infancia

Una historia real de superación

Hola , os escribo para contaros mi caso, no he pasado por enfermedades, pero conseguí superar abusos en la infancia que es una situación verdaderamente dura y difícil de entender. Me sentía sola desde los cuatro años. Vivía en un patriarcado, donde era todo dictadura, donde tuve abusos de todo tipo, por lo que me odiaba y aborrecía. Llegué a decirme que era la puta de mi padre, me destruí y humillé por los abusos de mi padre a los doce años; con trece primaveras intenté suicidarme.

Todo esto, me marcaría para los años siguientes, pues aunque encontré al amor de mi vida a los quince años, seguí castigándome y trabajando duramente sin respeto ni amor hacia mi persona. Tenía una vida dura, hasta el punto de perder varios hijos, uno de ellos tenía siete meses de gestación, pero decidió irse y mi depresión parecía ser una compañera inseparable.

Conseguimos finalmente tener un niño que compartió durante un tiempo mi tristeza. Sin embargo, por alguna razón, algo cambió a partir de mis treinta y tres años, porque empecé a trabajarme, a sentirme viva, a adorar mi ser y con ello llegué a todos vosotros casi con todo el trabajo hecho.

Gracias a mis desdichas soy la persona que soy, más fuerte y más sabia. Respeto quien soy y también mi trabajo, porque durante muchos años me sentí como un cero a la izquierda por limpiar casas, limpiar culos (cuidar personas), pero realmente mi trabajo es de los más necesarios, todos necesitamos a alguien alguna vez. Mi trabajo es digno e imprescindible. Respecto a mi infancia, logré pasar hoja, cada uno es dueño de sus actos y yo he aprendido a mirar adelante. Todo mi apoyo a aquellas mujeres y también hombres que han sufrido abusos.

Yo, ya he conseguido la paz esperada. Que nada ni nadie dañe vuestra vida, que es el bien más preciado que nos ha dado Dios. Os quiero.