Cómo superar la culpa

Cómo superar la culpa
Cómo superar la culpa

Para conocer cómo superar la culpa, primero hay que reconocerla y saber que es uno de los sentimientos más limitantes y dañinos. Puede tener un origen interno o externo tal como describo a continuación:

  • Cuando este sentimiento de culpa surge desde tu interior es porque buscas permanentemente en tu mente un fallo o una decepción. Ves constantemente tus errores y limitaciones juzgándote tan duramente que llegas al desprecio hacia tu persona sin ser capaz a penas de ver lo positivo.
  • Otras veces es tu entorno o alguien en concreto que parece señalarte todo o hacer juicios de valor permanentes, acusaciones, chantaje emocional, etc. “no deberías haber hecho esto”, “Si no me haces casos me voy a poner triste”, etc.

¿Cómo combatir la culpa?

Como digo siempre, no sé si hay una receta única para ello, pero si hay unas pautas que nos pueden ayudar a superar la culpa y conseguir ser más felices:

  • Primero de todo anota las culpas recurrentes que te asaltan.
  • Anota también los principales fallos que te reprochas del pasado sin ser duro; ahora no es el momento. De esta manera seremos más conscientes de qué nos está pasando interiormente.
  • Observa ese acontecimiento que quizás te ha venido persiguiendo. Hazte consciente de que la culpa no te ayuda a crecer y es un sentimiento limitante. Da un paso al frente de una vez.
  • Hazte esta pregunta ¿qué me estoy perdiendo de mi presente viviendo en ese estado de culpa? Vas a hacerte consciente de la cantidad de buenas cosas que estás dejando pasar ahora.
  • De la culpa es fácil pasar al victimismo, que es igualmente tóxico que además es un círculo vicioso que puede llegar a desarrollar una conducta neurótica que obstaculiza y limita tu visión de la vida y tu relación con los demás.
  • Empieza a buscar todas las cosas buenas que tienes. Póntelo casi como ejercicio de disciplina diario, bucea dentro de ti, no importa lo que te cueste verlo, porque lo encontrarás. Las personas que no se aman tienen una visión distorsionada de la realidad. Mantente ajeno de la opinión de los demás, esa será tu principal misión si es el caso; rebélate un poquito que ya te toca.
  • Es momento también de definir tus valores personales y fortalecerlos ¿Quién eres? ¿Qué gobierna tu vida. Baja el listón de la autoexigencia o de las exigencias de los demás hacia ti.

En resumen para superar la culpa primero es ser consciente de que ese sentimiento está arraigado en lo más profundo de tu ser, que puede derivar en victimismo, depresión. etc. Da un golpe en la mesa de una vez por todas, porque en tu interior hay un tesoro que te está guardando. Recuerda que puedes suscribirte a nuestro boletín para tener acceso a toda la información.