Causas de la líbido baja

líbido baja causasConsulta Psicología

Esta semana, una amigo extremeño  nos hace una consulta sobre las posibles causas de una líbido baja. Está preocupado porque lleva una temporada en la que sexualmente no se encuentra muy activo, y nos dice que si será debido a unos medicamentos que está tomando, por una infección que tiene desde hace tiempo…”

¿Pueden los fármacos ser causa de una líbido baja?

Paso a responderte, diciéndote, que efectivamente, existen fármacos que alteran la respuesta sexual.

En ocasiones los fármacos usados para contrarrestar las dolencias físicas o psicológicas pueden causar mayores prejuicios que la propia enfermedad en la vida sexual de una pareja. Habitualmente, los efectos nocivos de los fármacos se producen por un desajuste en las dosis o por una mala administración.

Los medicamentos en sí no suelen ser la causa directa de las disfunciones sexuales. La mayor o menor incidencia depende de la dosis y de la duración del tratamiento. En cualquier caso, las personas que se medican no pueden suprimir el tratamiento ni alterarlo a no ser que lo haya prescrito el médico. Si se observan algunas alteraciones de la respuesta sexual hay que consultarlo. Las decisiones unívocas suelen ser contraproducentes.

Los medicamentos que disminuyen la presión arterial, los antihipertensivos, pueden producir dificultades a la hora de mantener la erección. También pueden disminuir la líbido y provocar eyaculación retrógrada. Una dosis elevada de antihipertensivos puede producir ginecomastia (aumento anormal de las mamas del varón) y pirapismo (trastorno que se caracteriza por la erección continuada y dolorosa). Las mujeres pueden sufrir dolor en las mamas.

Los fármacos que actúan sobre la mente también tienen acciones sobre la sexualidad. Los antidepresivos, los ansiolíticos, los antipsicóticos… pueden afectar a la respuesta sexual.

Igual que tranquilizantes y los antidepresivos. Todos ellos influyen en la aparición del deseo y en la capacidad para mantener la erección. Además también pueden provocar disfunciones en la eyaculación e irregularidades menstruales.

En la categoría de medicamentos que pueden afectar a la sexualidad también se encuentran los inhibidores del apetito. Las dietas demasiado estrictas provocan una disminución del deseo.

Los antihistamínicos que atajan los síntomas del resfriado y de alergia producen somnolencia y reducen el apetito sexual.

Los relajantes musculares tienen efectos sobre la capacidad eréctil.

Espero haberte contestado, pero aún así, el mejor consejo que puedo darte es que vayas a tu médico y sea él quien te aconseje.

Un cariñoso saludo.
Joaquina

Nota. Existen otras causas para que disminuya el deseo sexual: cansancio, estrés, ansiedad, etc También la inseguridad puede dificultar la erección. Por otro lado y finalmente quizás pueda interesarte nuestro artículo Tratamientos Naturales para la impotencia y frigidez .