Eres exitoso ¿Lo sabías?

Escalando el éxito
Hay muchos caminos para llegar a la cima del éxito.

Poniendo límites a los convencionalismos

Es posible que ya hayas reparado en ello, pero estoy seguro que eres exitoso; te contaré algo. Desde que comenzamos a tener uso de razón, comienzan a meternos con embudo el modelo de éxito establecido socialmente. Ya desde pequeños se masca en el ambiente ese aire de competitividad; se empieza a diferenciar y a valorar más algunas cualidades y aspectos que parecen primar más en ese momento, en función de como esté el modelo productivo.

Comienza ya desde temprana edad una comparativa permanente para ver quien destaca más en función de las calificaciones y notas escolares. Vas creciendo y el modelo continúa su desarrollo: “Tanto tienes, tanto vales” y no sólo esto, sino que además te venden las frases dogmáticas de los Steve Jobs, Bill Gates, etc. No es que yo quiera quitarles méritos a los muchachos, que lo tienen. Lo único que pretendo es dar un golpe en la mesa para decir basta. Particularmente me suelo fijar bastante en los modelos de persona anónima. Esas que aparentemente no han llegado a “la cima”, pero que se levantan cada mañana para ganarse las habichuelas, tampoco tiene desperdicio ¿No te parece? Quizás la clave está en trazar un hoja de ruta en tu vida.

¿Por qué eres exitoso?

Cada vez que se da una situación que permite profundizar en la vida de alguien, suele darte un motivo para dejarte totalmente anonadado y admirado que la historia que lleva consigo. Quizás es por ésto, que tanto en las sesiones de coaching como en esta web busco más los ejemplos que me he ido encontrando por el camino. Personas que luchan contra barreras arquitectónicas día a día, que han superado enfermedades graves o conviven con ellas, las que sacan a su familia adelante con un salario escaso, las que han dejado su país en busca de algo mejor, que han salido de la prostitución, etc, etc. ¿No es admirable? Todos y todas ellas tienen una fuerza especial, algo imparable, son auténticos maestros.

Estoy convencido que todos tenemos una naturaleza fuerte e igualmente seguro de que también poseemos un talento innato y aunque los modelos establecidos no los sepan reconocer ni valorar lo suficiente, tenemos mucho, pero que mucho que decir en esta sociedad. Querido lector /a no me cabe duda, de que tu eres un sabio.

Gracias por leernos, te recordamos que puedes seguirnos en RRSS y NewsLetter.