Como Superar la Pereza

Cómo Superar la pereza
Superar la pereza

La motivación, y definición de metas, factores clave para vencer la pereza

Es común relacionar la pereza con la vaguería, la debilidad o la incompetencia. Seguramente, muchas veces, nos hemos planteado cómo superar la pereza. Lo cierto es que puede tener su origen en diferentes factores, como puede ser el miedo a enfrentarse a una situación determinada o incluso que nos sobrepase algún tema en concreto, también por supuesto que no queramos echarnos a la espalda un nuevo cometido. Sea como sea, es algo que hemos de superar, porque no suele ser beneficioso. ¿Qué pasos podemos seguir?

1- Cuida tu mente

Intenta conocer cuál es el origen del problema. A partir de aquí, si te organizas, vas a tener muchas papeletas para poder superar el obstáculo. Mantente alerta para parar y no dejes que los mensajes destructivos te invadan. Intenta que tu mente esté en positivo; haz ejercicios saludables, meditación, etc y no descuides tus hobbies.

2- Prepárate

Haz una lista de lo que te motiva, de aquello que quieres conseguir, para marcar según lo vayas cumpliendo. Esto te permitirá recordar lo importante que son tus objetivos, porque si no los tienes presentes, caerás muy probablemente en la distracción, darás vueltas y te parecerá todo más tedioso de lo que quizás es, caerás fácilmente en la pereza.

3- Manos a la obra

A estas alturas de la película, probablemente te has percatado de que la vida no es sencilla en la mayoría de los casos; aunque bien es cierto que también hay momentos únicos y verdaderamente preciosos. Con la pereza estás poniendo barreras a las cosas que te ofrece la vida y con ello, de alguna manera, te mutilas. Para todo esto es importante saber organizarte. Se escucha frecuentemente que aquellos que dicen no tener tiempo, en realidad lo están mal gastando en otras cosas totalmente estériles. El cerebro humano funciona de manera ineficiente cuando se le presiona continuamente a hacer varias cosas en plazos muy ajustados. Si dispersamos nuestra atención para hacer diferentes cosas al tiempo, vamos a reducir nuestra eficacia. Haz las cosas en orden de importancia. Las frases repetitivas y motivacionales pueden ser de gran ayuda. Son aquellas del tipo “Yo puedo realizar esta tarea/meta” Si a esto le sumas el factor imaginación, tendrás un plus. Es decir imagínate con el objetivo conseguido, siéntelo, disfrútalo. Si necesitas y tienes a disposición una ayuda, también puedes pedirla. Se trata de conseguir aquello que anhelas o necesitas. Ten buenas palabras para ti para cada cosa que vayas consiguiendo, por pequeña que sea.

4- Mima tu motivación

Cada esfuerzo que realizas y cada acción conseguida, merece siempre una recompensa. Haz un seguimiento de tus notas semana a semana. Tener un listado de todo ello, te va a permitir tener mantener la concentración y la motivación. Con cada pasito hacia adelante vas a ir modificando tu entorno y preparando el terreno. Es recurrente pero cierta la frase sobre la clave del éxito: “Es un 99% esfuerzo y un 1% de talento”. No te rindas, saldrás reforzado. ¡Ponte a ello!

Trucos

  • Mantente rodeado de personas que te motiven, ya sea a través de amistades o redes. Esto te reforzará internamente.
  • Beber agua cuando estés perezoso (mejor si es fresca), estimulará tu cerebro y te pondrá en acción para ponerte manos a la obra.
  • Cuando te plantees si te compensa hacer o no una tarea puedes pensar que si te pones con ello, luego podrás realizar otra cosa que te agrade más.
  • Por cada 20 minutos de esfuerzo, haz 10 de descanso. Está técnica es bastante efectiva cuando te cuesta especialmente ponerte a hacer determinadas tareas; algo cotidiano, por ejemplo, planchar, lavar, etc. Síguelo de algo que te guste, como unos minutos de música. Por favor, si puedes evita la televisión.
  • En caso de que no tengas un horario establecido por trabajo, estudios, etc, es más que deseable que te crees una disciplina. ¿Qué tal si pon es tu alarma a las 8h am? Si puedes antes mejor. Empieza por lo esencial, desayuno, higiene por ejemplo. Mantén tu entorno ordenado, vístete, no te quedes con el pijama puesto. Estos pequeños detalles te ponen listo para la faena.
  • Cuida tu salud. El ejercicio físico te activa y te motiva a hacer cosas. También es importante tu alimentación, cuanto mejor te sientas, vas a ganar más y más fortaleza. Un detalle, los azúcares artificiales (por ejemplo refrescos, bollos) te dan energía para un corto espacio de tiempo, la glucosa disminuye rápido. Para tener un mejor nivel de azúcar, selecciona la fruta, te dará una energía óptima y estable. Por supuesto, si estás con algún tratamiento, lo que te haya dicho tu médico o especialista va a misa.
  • Cuidar la salud física acabamos de ver que es algo más que saludable. Ídem con la mental. Practicar meditación o ejercicios de relajación va a ayudar a controlar tu mente, controlar el estrés, desarrollar tu imaginación y con ello la creatividad para encauzar nuevas ideas y proyectos. Son muchos sus beneficios, así es que anímate a practicarla, no es sólo algo de místicos.

Quizás te pueda interesar nuestro artículo sobre Cómo Trabajar la Furza de voluntad

Coaching Madrid en webpositiva

Fuente de la imagen Pinterest.

2 respuestas a «Como Superar la Pereza»

Los comentarios están cerrados.