Cómo gestionar el tiempo

Gestión del Tiempo¿Planificar o Improvisar?

Quizás estés aquí buscando información para conocer una forma más eficaz de organizar tu apretada agenda, quizás sea por tu falta de organización, en cualquiera de los casos, has llegado al lugar correcto.

Siempre he sido mejor improvisador que organizador. Muchas veces me decía aquello de que “no se puede andar planificando todo en la vida”. En cierto modo, también es verdad, pero mi falta de previsión me hizo también perder muchas horas; por eso, como se suele decir la virtud está en el término medio y yo tuve que aprender a organizarme, así es que ahora quiero exponer algunas claves que a mí me ayudaron.

Gestionar tu tiempo puede darte grandes ventajas a la hora de conseguir metas, a ordenar tus pensamientos, a respetarte y con todo ello a en ganar calidad de vida. Si quieres sacarle el juguillo a la vida, debes conocer las cosas sobre las que eres responsable, las que te satisfacen, las que son secundarias, debes manejarte para priorizarlas. Eres tu mejor conocedor y maestro, el que conoce tus miedos y objetivos. Da un paso más allá y ganarás enteros para ti mismo.

“¡No tengo tiempo!” Esto es una frase recurrente y si quieres ganar la batalla al reloj tendrás que mover ficha. Si priorizas las actividades de mayor rendimiento, menos tiempo tendrás para realizar las tareas secundarias. Te resultará más sencillo obviar algunas actividades, cuando hay mejores cosas que realizar. Me comprendes ¿No?

La efectividad se traduce en gestión del tiempo. De estar ocupado a estar luchando por tus objetivos, hay grandes matices. Debes identificar y clarificar el modo de llegar a ellos, hay diferentes medios que te ayudarán a desarrollar la creatividad y dar mejor forma a tus planes. Concreta tus proyectos, y ahora vayamos al grano y ver

8 puntos clave para gestionar tu tiempo

  1. Identifica las actividades que no necesitas. Aquellas que no te aporten deberías evitarlas. Esto es aplicable tanto a tu vida personal como profesional.
  2. Tienes que tener control del tiempo que dedicas a cada actividad. Anótalo por lo menos durante siete días, porque te va a ayudar.
  3. Una vez tengas tu listado, te tocará dar prioridades; numéralas y ordénalas en función de su importancia y urgencia. Te ayudará a concretar tus objetivos.Esta clasificación debería atender en función de su contribución al cumplimiento de la visión y las metas.
  4. Una vez hayas clasificado tu listado, revisa cómo cada tarea contribuye al alcance de tus metas y el tiempo que empleas para ellas.
  5. Revisa también los ladrones del tiempo: es decir aquellas cosas que parecen tener urgencia pero en realidad no tienen una importancia clave: móvil, email, etc. No digo que no las atiendas, simplemente que no seas esclavo de ellas.
  6. Hecho ésto, ahora tendrás más conocimiento de tus prioridades, así es que te toca empezar con tu plan para gestionar las cosas relevantes. Ten presente la regla del 80/20: el 80% de las consecuencias proviene del 20% de las causas o lo que es lo mismo, el 20% de tus actividades determinará el 80% de tus resultados. Recuerda, prioriza lo importante.
  7. Realiza un “planning semanal” al principio o al final de la misma y vuelve a comprobar y comparar tus metas. Define tus objetivos para cada día y el tiempo que prevés dedicar a ellos. Ya sabes, entra en tu agenda antes de empezar tu jornada.
  8. Como última cosa, añadiría que debemos colocar en algún lugar visible una lista resumida de objetivos para tenerlos presentes en todo momento.
URGENTE NO URGENTE
IMPORTANTE 1- Actuar

  • Crisis
  • Problemas apremiantes
  • Proyectos con fecha de Caducidad
2- Pensar

  • Prevención
  • Construir
  • Planificar
  • Reconocer Nuevas Oportunidades
NO IMPORTANTE 3- Delegar

  • Interrupciones
  • Cuestiones Inmediatas
  • Algunas Reuniones o Informes
4- Considerar

  • Trivialidades
  • Pérdida de Tiempo
  • Actividades Secundarias

Con todo lo comentado sobre cómo gestionar el tiempo, añadiré que no me voy a negar el “pecadillo” de improvisar de cuando en cuando; es más a veces también hay que saber hacerlo, porque la planificación en extremo roza la obsesión (la vida no es 100% controlable) y además porque a veces hay que contar con el factor sorpresa, pues no podemos prever todo. Ahora bien, saber organizarnos puede ahorrarnos mucho tiempo para la consecución de objetivos, para la realización de hobbies y para muchas otras cosas. ¡A por ello!

2 respuestas a «Cómo gestionar el tiempo»

Los comentarios están cerrados.