¿Cómo conseguir mayor motivación en el trabajo?

Conseguir mayor motivación en el trabajo a veces puede resultarnos complicado si tenemos que romper con la monotonía. Para estar felices, ser productivos y mantener un equilibrio en tu vida personal necesitas mantener tu motivación o encontrar nuevas fuentes para ello, porque desgraciadamente no es duradera, hay que estar alimentándola constantemente. Eso sí, unos buenos ingredientes que son los hábitos saludables: ejercicio físico, cuidar la alimentación, meditar, hobbies, etc.

¿Cómo entender la motivación?

Su origen etimológico está en la palabra latina motus por la que se entendía “la causa del movimiento”. Todas las personas tenemos el impulso y la necesidad de conocer el camino hacia una meta personal, forma parte de nuestra propia naturaleza. Algunos les cuesta descubrirlo más que a otros, pero todos tenemos esa inquietud para encontrar el sentido a nuestra vida.

Hoy en día, se trata muy especialmente en el coaching (laboral, personal, deportivo, etc). Lo cierto es que el factor motivación siempre ha sido un tema de atención y preocupación. Históricamente en las batallas ha habido grandes estrategas y líderes que destacaban entre otras cosas por su capacidad de motivar a sus tropas. En el mundo de la empresa ocurre lo mismo. Un equipo desmotivado es un equipo infeliz y con ello menos productivo. La clave para un coach está en saber potenciar las cualidades “pasionales” de la persona por encima de las “racionales”. Es decir tocar la fibra sensible para tener un estado anímico alto, crear un sentimiento de seguridad para un rumbo preciso; la meta.

Cómo aborda la motivación en el trabajo el Coaching

¿Cuáles son las claves de la motivación?

La motivación depende de factores intrínsecos y extrínsecos, es decir de dentro a fuera. Por ejemplo sentirse conforme con lo que uno hace y también valorado por los demás. Esto se traduce en una mayor productividad para las empresas y en una mejor calidad de vida para la persona (no solamente por los factores económicos) Por este motivo cada vez más entidades apuestan por cuidar y mimar el ambiente que se desarrolla en el entorno de trabajo. ¿Cómo se puede conseguir? Propongo algunas claves:

–         Fomentar la integración de los trabajadores desde el primer día, de forma que se sientan importantes y partícipes en entidad, al tiempo que parte de un equipo con un ambiente sano.

–         Para evitar la desmotivación del empleado se debe procurar que éste además de que tenga los conocimientos adecuados, esté conforme con el puesto para el que fue contratado. La desmotivación muchas veces viene cuando la persona tiene conocimientos de más y se ve limitado en una posición inferior. También ocurre lo contrario, trabajadores que se les da una función para la que en ese momento no están capacitados.

–         Empresa y trabajador deben tener claros los objetivos (de equipo y personales) que les haga no sólo remar en la misma dirección, sino mantener un espíritu de colaboración y superación.

–         El sueldo, no es la única forma de motivar a los empleados. Bien es cierto que tiene bastante peso. Muchas empresas apuestan por los variables, es decir a mayor rendimiento mayores ingresos. Apostar por los bonus y en los incentivos en metálico puede estar bien, pero igual de importante es el factor del reconocimiento hacia el trabajador.

–       Si las herramientas que se ponen a disposición del equipo son óptimas para desempeñar el trabajo (herramientas, equipos, etc) también va a resultar un elemento de refuerzo para la motivación.

–          El clima laboral es otro factor determinante. Cuidar las relaciones entre departamentos y empleados, estar atentos a las posibles discrepancias y tensiones que pueda haber entre el personal para limar asperezas. Nada en cualquier caso mejor que la prevención.

–          Los resultados dan siempre una visión objetiva del rendimiento. Tanto si son favorables como si no, nos dan una vision de la evolución y deben verse como una oportunidad de mejora, de analizar posibles errores tanto por parte de la empresa como por parte del trabajador.

–          Finalmente también es importante, dar la oportunidad de reciclarse. Apostar por la formación para que el personal pueda seguir creciendo.

En resumidas cuentas, a la pregunta de ¿Cómo conseguir mayor motivación en el trabajo? Está claro que todos tenemos un fin común, la felicidad. Este es el ingrediente principal de la motivación. Si encontramos las vías, para facilitar un entorno de trabajo saludable al tiempo que cubrimos la necesidad de toda persona de sentirse útil, a buen seguro que la productividad y la calidad de vida, van a verse reforzados.

Esperamos que os haya gustado. En breve vamos a organizar un webinar sobre motivación. ¡Te esperamos!

2 respuestas a «¿Cómo conseguir mayor motivación en el trabajo?»

Los comentarios están cerrados.