Autoestima Baja – Consulta

autoestima baja

Una autoestima baja es uno de los motivos más frecuentes por los que acude una persona a un profesional. Una amiga lectora envía a nuestra psicóloga su caso. Lucia (nombre ficticio) tiene veintisiete años y hace dos que tiene novio. Según sus palabras, Guillermo , su novio, es todo para ella, ” es el centro de mi universo”, dice. Pero teme que a causa de sus enfermizos celos él la deje. Basta con que Guillermo mire a otra chica, o ella crea que mira, para que Lucia piense que él está teniendo una aventura. Vive comparándose interiormente con otras mujeres, y en esta comparación, sale siempre perdiendo. Entonces lo increpa, discuten, le dice que lo odia , que la ha defraudado, que es el peor hombre del mundo…

Los celos pueden ser consecuencia de tener baja la autoestima

Esta historia es sólo una entre tantas de las causas de una autoestima baja… Casi puedo afirmar que es uno de los denominadores más comunes entre las personas que consultan son los celos.

Para cualquier persona, no hay nada que resulte más evidente e inmediato que la percepción del propio ser: la sensación de existir, de estar vivo, de ser alguien, de sentirse uno mismo provisto de valor (al que llamamos autoestima); de tener iniciativa, metas, de ser diferentes pero relacionados con otros, de sentirse iguales a través del tiempo y los cambios, y experimentar que tiene sentido vivir. Son la vivencias o experiencias subjetivas.

Por eso, cuando esos valores están trastocados, la apreciación que se tiene de sí es pobre o negativa, el sentimiento respecto de sí mismo es un sentimiento interior de menoscabo, de minusvalía. La persona se siente poca cosa, que no vale nada. Como Lucia.

¿Qué puede causar la autoestima baja?

Porque ciertas necesidades básicas, como ser aprobados y confirmados en nuestra infancia, no han sido contempladas adecuadamente durante el desarrollo; o han sido frustradas.

Cuando estas experiencias subjetivas están bien establecidas, por lo general no les prestamos atención, sino que simplemente contamos con ellas. Esto no significa que usualmente no tengamos altibajos, debilitamientos, etc. Si este sentimiento de sí, del cual la autoestima es uno de sus atributos, permanece consolidado, estos serán pasajeros y nos recuperaremos.

Al percibirlos, incluso los utilizaremos como señales indicadoras de que algo no está bien; de que algo debemos poner en marcha para reasumir el protagonismo de nuestra existencia.


Lucía, intenta quererte mas, no dejes que la autoestima baja de venza. Reconocer tus valores, saber que aunque te parezca mentira eres única en el Universo, y probablemente cuando tú creas esto, TAMBIEN SERAS LA UNICA PARA TU CHICO.

J.Fernández (Psicóloga)
¡¡¡Mucha suerte!!!