Respiraciones para Mantener la Temperatura Corporal

 

Gracias a la respiración, podemos controlar la temperatura de nuestro cuerpo. Se dice que los lamas y monjes tibetanos eran grandes conocedores de técnicas de respiración para estos fines, ya que vivían a una altura considerable y a temperaturas extremas, siendo capaces de regular su temperatura y mantenerla óptima portando una ropa bastante ligera. Vamos a ver a continuación cómo podemos mantener nuestro cuerpo más frío o más caliente según nuestras necesidades.

Respiración para Mantener el cuerpo Frío durante el Calor

  • Debemos primeramente sacar un poco la lengua y doblarla hacia arriba en forma de “v”. Entonces inspiraremos por la parte que queda libre, es decir los lados de forma que se producirá un sonido interno “sssssss” Se dice que los gatos y algunos animales colocan así la lengua para conseguir el mismo resultado.
  • Aguantamos el aire tanto como nos sea posible, hasta que finalmente soltamos el aire por las narices.

Practicad esto 20 veces al día aproximadamente.

Respiración para mantener el Calor durante el Frío

  • Lo primero es relajarse y cerrar los ojos para pensar en ti mismo al tiempo que repetimos mentalmente “Om”.
  • Obturad la ventana izquierda de vuestra nariz y aspirad por la derecha tanto aire como sea posible. Cerramos la ventana derecha y aguantamos la respiración apretando fuerte la barbilla contra el pecho, acercándola al cuello.
  • Expulsamos el aire por el lado izquierdo y lógicamente en este caso obturamos el derecho. Cuando se ha llegado a una profunda retención del aliento, el individuo irá notando más calor, que muchas veces empieza desde el cuero cabelludo.

Esperamos que os sea muy útil las Respiraciones para Mantener la Temperatura Corporal.