Terapia Gestalt. ¿Cómo nos puede ayudar?

¿Qué es la Gestalt?

La terapia Gestalt tiene como fin claro y lógico ayudar al paciente a superar bloqueos y circunstancias no resueltas que le impidan tener una satisfacción óptima y autorrealizarse para poder seguir creciendo. Podríamos catalogar a la Gestalt dentro de las corrientes de la psicología humanista caracterizada principalmente por tratar de desarrollar todo el potencial humano y no quedarse solamente con las psicopatologías del paciente.

El origen de la Gestalt se enmarca en el año 1940, con la publicación del libro “Yo hambre y Agresión” escrito por Fritz Pers (psiquiatra y psicoanalista) Es un libro claro y directo, donde Perls explica los fundamentos y las bases de su terapia, así como los principios que la inspiran.

Perls recoge influencias de distintas corrientes como puede ser el Psicoanálisis, la Filosofía Existencial, Análisis del Carácter de Reich, Psicodrama, Fenomenología y distintos principios de las religiones orientales.

Respecto a su etimología de la palabra Gestalt, procede de un sustantivo de la lengua alemana, utilizado por primera vez en una traducción de la Biblia en el año de 1523 y cuya traducción podría ser “puesto delante de los ojos, expuesto a las miradas” La terapia Gestalt enseña a la persona a cambiar y mejorar sus recursos, así como elegir lo que resulte más conveniente para ella en el “Aquí y Ahora” para decir adiós a las anteriores pautas e incorporar otras nuevas herramientas a su vida.

Procesos importantes para la Gestalt

Darse Cuenta:
La capacidad que debe tener el individuo para ser consciente de lo que sucede dentro y fuera del mundo que le rodea, de lo que siente para conseguir lo que se quiere. En el “Aquí y Ahora”, la Gestalt busca que la persona se de cuenta, de lo que sucede sin pretender necesariamente cambiarlo

Polaridades
El concepto probablemente procedente de la cultura y la religión oriental se refiere en Gestalt a que en la medida en que alguien se identifica con un polo, aliena el otro polo como extraño a sí mismo. Para la integración es necesario admitir y reconocer ambos polos como propios.

Lo que Aporta la Terapia Gestalt

  • Las posibilidades del cambio están ya en el presente.
  • Lo más importante es la experiencia.
  • El instrumento de la persona es el terapeuta.

En resumen, la Terapia Gestalt a diferencia de otras corrientes de la psicología, busca integrar a la persona como unidad, es decir, que no se descomponga en pensamientos por un lado y emociones por otro, etc, sino que considera todo lo que es y afecta a la persona de manera holística (total)

Una respuesta a «Terapia Gestalt. ¿Cómo nos puede ayudar?»

Los comentarios están cerrados.