Masaje Metamórfico o Técnica Metamórfica

El masaje metamórfico o técnica metamórfica, consiste en realizar suaves toques en los pies, en las manos y en la cabeza de forma intuitiva. En estas zonas está reflejado quienes somos, nuestras memorias y nuestras capacidades.

Masaje Metamórfico – Origen y Definición

Metamórfico viene de la palabra “Metamorfosis” que significa “transformación” que es justo lo que se pretende durante este tipo de terapia. El masaje metamórfico surge en los Estados Unidos a partir de los años 60 gracias a Robert St John, especializado en Reflexología. A través de su trabajo, pudo descubrir la mejoría que causaba en niños con discapacidad, al “escuchar sus pies” en vez de tratarlos. Con ello obtuvo increíbles resultados que le impulsaron además a dar a conocer su técnica.

Masaje Metamórfico – ¿En qué consiste?

La Técnica Metamórfica nos conecta a nivel de consciencia durante los nueve meses en los que nos hemos estado desarrollando en el útero materno, pues es en ese tiempo donde la estructura física, mental y emocional se establece, es nuestra raíz. En este hilo, es posible trabajar con la persona para despertar y liberar energías internas, su sabiduría, memorias que han quedado estancadas para ayudar a sanar el cuerpo, la mente, las emociones o el espíritu.

Masaje Metamórfico – Técnica y Aplicaciones

La terapia metamórfica, va a tratar a la persona desde un punto de vista holístico y global y no sobre un determinado síntoma o problema determinado. Actuará sobre su energía buscando el equilibrio físico, mental, emocional y espiritual de la persona. El terapeuta mantendrá una actitud de desapego, sin implicarse pero relajado, consciente, receptivo e intuitivo cualidades que se irán desarrollando con la práctica. Algunos profesionales, llegan a afirmar que es posible aplicar tratamientos a distancia, ya que es una técnica que trabaja con la energía, como técnica vibracional y el espacio no limita la conexión. En todos los casos, cada uno de los tratamientos se debe contemplar desde una perspectiva única e individual y por ello adaptarnos a cada persona.

El masaje metamórfico, se puede aplicar a cualquier persona que desee cambiar o mejorar su vida. Es ideal para mujeres embarazadas y bebés por sus especiales características de liberación de memorias prenatales, ayudando a los niños para crecer felices. También es perfecto para personas que abordan una enfermedad o que tienen una discapacidad, al igual que para la vejez como etapa especial de la vida que es.

Masaje Metamórfico – Conclusiones

El masaje metamórfico puede garantizar resultados, pero puede ayudarte a restablecer tu energía vital, a renovarla, puede ayudarte a encontrar tu camino o la paz que buscas. Puede ayudarte a sanar tu cuerpo, a curar una enfermedad, a mejorar tu autoestima y ayudar en tus relaciones y en definitiva mejorar tus condiciones de vida.

Pulsa en el siguiente enlace si te intersa también conocer otras Técnicas de Masaje.

Una respuesta a «Masaje Metamórfico o Técnica Metamórfica»

  1. Hola trabajo y escribo para varios blogs especializados en fisioterapia.

    Así que recorro la internet buscando información e inspiración sobre fisioterapia, estres y masajes

    Me ha dejado perplejo la excelente información de este artículo.

    Bueno, siempre se aprende algo nuevo.

    Un abrazo desde Costa Rica.

Los comentarios están cerrados.