Aromaterapia, Aceites y Olores que Curan

La Aromaterapia es una terapia que aprovecha las propiedades de los aceites esenciales extraídos de las plantas aromáticas para curar.

Historia de la Aromaterapia

A lo largo de la historia y en diferentes culturas se ha venido utilizando aromas con fines terapéuticos. En China en el año 4500 A.C ya se utilizaban, También en Egipto utilizaban aceites esenciales,no sólo para embalsamar, sino también con fines terapeúticos. No puede faltar la cultura griega principalmente con Galeno e Hipócrates (padre de la medicina actual) que se valían de hierbas aromáticas y aceites esenciales para sus tratamientos. En Europa durante la Edad Media y el Renacimiento se utilizaban aceites y hierbas para la curación. En nuestros días, la aromaterapia sigue aplicando y estudiando los efectos de hierbas y esencias naturales para la curación y aunque es considerada como medicina alternativa goza de una gran popularidad.

Beneficios de la aromaterapia

La aromaterapia puede ser aplicada en distintos tratamientos físicos o psicológicos ya que a través de las diferentes esencias se pueden encontrar propiedades sedantes, analgésicas, antisépticas, antibióticas, astringentes, diuréticas, expectorantes, etc

La aromaterapia y su aplicación

Existen distintas formas para aplicar aromaterapia y se pueden resumir en los siguientes puntos:

  1. Inhalación: Es el método más sencillo de todos, y consiste en la inhalación directa o indirecta de los aceites esenciales. Por ejemplo aplicando varias gotas de un aceite esencial en un pañuelo para inhalar. También se puede diluir en agua caliente para respirar con el vapor; especialmente indicados para problemas respiratorios.
  2. Masaje: normalmente, los aceites esenciales, antes de su aplicación directa sobre la piel mediante el masaje, se diluyen en una loción o aceite vegetal como la oliva, el aguacate o germen de trigo para evitar reacciones alérgicas. Aproximadamente, suele ser en una proporción de 2 al 10% del aceite esencial en la loción. No obstante, algunos aceites pueden ser utilizados en concentraciones mayores, mientras que otros deben diluirse más para su uso correcto.
  3. Baños aromáticos: Es muy fácil de utilizar, consiste en un baño con agua tibia y aceites esenciales. No debe estar muy caliente, ya que se evaporaría de forma rápida. Suele tener además un efecto relajante.
  4. Cataplasmas: se suelen aplicar para dolencias físicas principalmente problemas musculares y afecciones en la piel. Dependiendo, se aplicarán frías o calientes o incluso mezcladas con alguna crema o loción.
  5. Uso interno: aunque siempre bajo la supervisión médica, algunos aceites o hierbas podrán ser consumidos de forma interna como pueden ser las infusiones para determinados tratamientos. Determinados aceites, como el eucalipto, el ajenjo y salvia, nunca deben tomarse internamente, por lo que insistimos siempre en la consulta con el especialista.

Recomendaciones enAromaterapia

  • Antes de aplicarlos es necesario diluirlos en otros aceites, conocidos como aceites bases, o en agua.
  • Para comprobar posibles alergias, es recomendable poner una pequeña cantidad de aceite sobre la piel. Si es posible cubriéndolo con un vendaje un tiempo máximo de doce horas. Lógicamente si se irrita habrá que diluir más y si en otras pruebas persiste la reacción, evitarlo.
  • Preferentemente los aceites esenciales no deben de ser ingeridos. Siempre consultar con el especialista.
  • Niños, embarazadas, personas con asma o con alguna enfermedad crónica deberán consultar siempre al médico o especialista.
  • No confundir los aceites esenciales con los sintéticos, su calidad es muy inferior a los aceites esenciales. Si son aplicados sobre la piel directamente pueden causar quemaduras o alergias.
  • No deben entrar en contacto con los ojos. Si llega a ocurrir deben lavarse con abundante agua.

La Aromaterapia: Principales Aceites Esenciales y sus Propiedades Curativas

  • Equilibradores: albahaca, bergamota, geranio, incienso y lavanda.
  • Relajantes: amaro, ciprés, clavel, enebro, gálbano, ylang-ylang, cedro, mandarina, manzanilla, mejorana, mirra, nerolí, rosa, sándalo y vetiver.
  • Antidepresivos: albahaca, amaro, bergamota, clavel, geranio, ylang-ylang, incienso, jazmín, lavanda, lima, limón, mandarina, manzanilla, naranja, nerolí, pachuli, palmarosa, petit grain, pomelo, rosa y sándalo.
  • Estimulantes: angélica, canela, cardamomo, clavo, elemí, eucalipto, hinojo, jengibre, lima, menta, naranja, palmarosa, petit grain, pimienta negra, pino, pomelo y romero.
  • Estimulantes de la mente: albahaca, cardamomo, cilantro, eucalipto, menta, pino y romero.
  • Afrodisíacos: amaro, angélica, canela, cardamomo, cilantro, clavel, clavo, gálbano, ylang-ylang, jazmín, jengibre, madera de cedro, nerolí, pachuli, romero, rosa, sándalo y vetiver.
  • Anafrodisíacos: alcanfor, mejorana.
  • Infecciones: Aceite de árbol de té. Puede combatir todo tipo de infecciones. Tiene sobre todo virtudes antinfeccionas, antifúngicas, antibacterianas y antivirales. También para problemas cutáneos y buen cicatrizante. Se puede utilizar para bajar la fiebre, matar pulgas y piojos y como desodorante.

Si estás pensando en introducirte en el mundo de los aceites esenciales, la aromaterapia, no te pierdas nuestro Curso Gratuito de Quiromasaje donde podrás desarrollar la aplicación de éstos en beneficio propio y de las personas.