Cuidados de la Piel

La Piel, un órgano vital

La gran mayoría de las alteraciones que se producen en nuestra piel, tienen su origen en el interior de nuestro organismo, por ellos, los cuidados de la piel son necesarios e imprescindibles.

Escucha a tu piel

Cuidados de la pielAdemás de utilizar todo tipo de productos de uso tópico (cremas, jabones, tónicos,….) es necesario aprender a escuchar lo que nuestro cuerpo nos está queriendo manifestar.

Según, la Medicina Tradicional China, la piel forma parte del elemento “Metal”, cuyos órganos más representativos son el Pulmón (Yin) y el Intestino Grueso (Yang), por tanto, cualquier desequilibrio en uno de éstos órganos, puede manifestarse a través de la piel.

En nuestra cultura occidental, numerosos estudios han demostrado una relación directa, entre las diferentes enfermedades de la piel (psoriasis, acné rosácea,…) con un hígado sobrecargado. El hígado utiliza unas enzimas, para convertir los residuos tóxicos (bacterias, parásitos, alcohol, fármacos,…) en sustancias que puedan eliminarse del organismo con seguridad, esto se hace a través de la bilis, por eso obstrucciones en los conductos biliares, pueden causar esa toxicidad hepática. Este estado del hígado, influye en el nivel de toxinas de la sangre, sistema linfático, y de los órganos excretores como el colon, riñón, pulmón, … siendo por tanto, también, el otro aparato excretor “la piel” quien a pesar de su gran extensión, presentará un exceso de sustancias nocivas, primero a nivel del tejido conectivo, y posteriormente en la epidermis, circunstancia que aprovecharán los diferentes microorganismos para producir procesos inflamatorios e irritativos en una piel ya de por sí deteriorada, debido al déficit de nutrientes necesarios, por una mala absorción de los mismos, a nivel del aparato digestivo.

Por tanto, realizando, una limpieza-desintoxicación de nuestro organismo, correctamente controlada por un terapeuta, optimizaremos el estado de nuestra piel, produciendo una notable recuperación de la misma (corrección de manchas, granos, arrugas, retraso del envejecimiento,…)
Entre los tratamientos antioxidantes, que favorecen el cuidado de la piel, y que serán efectivos una vez realizada, la limpieza del organismo, tenemos:

1.Vitaminas: Vitamina liposolubles A, E, y Vitamina C, Biotina.
2.Minerales: Cobre, Selenio, Zinc.
3.Aminoácidos: El azufre es un constituyente importante de la piel, por eso, el aumento de azufre orgánico, a través de aminoácidos azufrados, contribuirá a mejorar la salud de la misma.
4.Otros: Ácido Tiótico (protege contra la inflamación tras una exposición solar excesiva).

Aunque será el propio individuo, quien con ayuda de un terapeuta, se responsabilice del cuidado de la piel, evitando un exceso de radicales libres, que contribuyen a aumentar la toxicidad hepática, mediante:

Una adecuada alimentación (evitando el exceso de alimentos acidificantes, el uso de aditivos, bebidas refrescantes,…)
Alcohol.
Tabaco.
Exposición solar excesiva.
Ejercicio físico intenso.
Estrés.
Insomnio.

Igualmente, debemos prestar atención a los aspectos emocionales, ya que éstos se reflejan en nuestra piel, barrera protectora ya no sólo de nuestro organismo a nivel físico, sino de nuestro estado interior. La piel, reflejará mis relaciones con el mundo exterior. También a ello, se le da importancia en la medicina tradicional china, siendo la emoción que ellos denominaban “Hum” la que representa al elemento Madera ( órgano Yin el Hígado) que nos habla de nuestra fuerza interior, o la emoción Po (Metal) que es nuestro instinto, alteraciones en el “Hum” y en “Po”, nos hablarán de intolerancia, frustración, desinterés, vulnerabilidad,….. y esto nuestra piel nos lo reflejará.

Yolanda Montecino Del Saz.
Terapeuta en Naturopatía.

Quizás te interese también nuestro curso gratuito de quiromasaje online con vídeos y explicaciones.

Una respuesta a «Cuidados de la Piel»

Los comentarios están cerrados.