Reiki. Sanar con las Manos

La Energía Sanadora de las Manos

El Reiki está al alcance de todos

Cualquiera puede utilizar Reiki

Sólo puedo decir que tanto el Masaje como el Reiki y otras terapias naturales, han sido y son herramientas  fundamentales en mi vida. Mi interés al respecto creció después de superar un cáncer e iniciar un proceso de  rehabilitación que se aceleró en gran parte gracias a ésto. Las manos son expresión en estado puro y uno puede  decidir dar lo mejor a través de ellas para si mismo y para los demás.

Creo en la combinación de la medicina “tradicional” y la llamada “alternativa” Los medios alcanzados por la  ciencia son innegables, pero no debemos apartarnos de nuestra propia naturaleza, ni de los conocimientos  ancestrales que han servido en otras épocas de nuestra historia. Si algo he aprendido, es que pocas veces se  puede ser categórico, porque quizás lo que a unos no sirve a otros sí.

Utilizamos las manos para dar y para recibir. Son portadoras de energía y con ellas somos capaces de mostrar muchas cosas. Son sanadoras por muchos motivos y de muchas maneras. Con un poco de práctica tu también puedes conocer estas técnicas y servirte de ellas:

1.- El Quiromasaje. Es una técnica basada en una serie de manipulaciones cuyas funciones se centran en favorecer la curación de dolencias y la relajación. La práctica de éste tiene efectos positivos que repercuten tanto a nivel Psicológico-Mental como Físico (Sistema nervioso, circulatorio, muscular, óseo y adiposo)

2.- Canalización de Energía/Reiki. En todas las culturas y a lo largo de la historia han existido chamanes y sanadores que se valían de sus manos para la curación. Encontramos distintas técnicas de canalización de energía siendo el Reiki la más popular, pero no la única. La principal diferencia es que el Reiki trabaja con una serie de símbolos representativos de la energía. El conocimiento se adquiere en tres niveles esenciales. Particularmente creo que durante una época se ha especulado con precios disparatados para estos niveles, motivo por el cual me acerqué a otra técnica denominada “Energía Universal” que viene de India, pero no hay que ir muy lejos para encontrar lo mismo en pueblos y aldeas de España. En cualquier caso el denominador común es la captación de energía  y sobre todo que cualquiera lo puede hacer mediante la visualización y la práctica.

Quizá el término “energía” puede parecer ambiguo. No obstante, sí podemos decir que energía es todo lo que nos rodea, incluso la materia de la que estamos hechos. En técnicas como el chikung basadas en la respiración o en el yoga hablan de una energía o prana que se puede captar mediante técnicas respiratorias. El ritmo de ésta y la concentración pueden influir en nuestra mente, cuerpo y emociones. De igual manera una persona puede captarla para transmitirla o otra que lo necesite.

3.-Reflexología y Cromoterapia. La primera es el tratamiento de la ciencia médica que consiste en estimular ciertos puntos específicos de pies, manos y cara para tratar dolencias. Respecto a la Terapia Cromática se suele utilizar dentro de la Medicina Natural y se lleva a cabo a través de los colores en que se divide el espectro de la luz solar. Cada color al igual que cada nota musical tiene una vibración que repercute en nuestro estado físico y anímico. Tanto es así que los publicistas son grandes conocedores del color y del ritmo para provocar una sensación determinada en la persona.

Terapia Conjunta

Cada uno de los apartados comentados tiene ya de por sí una gran eficacia. Claro está que en función de la dolencia será más conveniente uno que otro. La canalización de energía, el Reiki, etc no tiene ninguna contraindicación y es beneficioso en cualquier caso. Como norma general estos son los procesos que seguimos para esta terapia conjunta:

Primero masajeamos suavemente la cara y las manos con sencillas manipulaciones de quiromasaje que favorecen la relajación y con ello la receptividad de la energía. Además, estamos tocando puntos reflexológicos que repercuten favorablemente en los principales órganos del cuerpo.

En segundo lugar, una vez estamos relajados y con mayor receptividad, pasamos a canalizar la energía a través de las manos por el cuerpo de la persona. En este caso no es necesario tocar las zonas afectadas, es posible hacerlo a cierta altura. Se suele hacer también un recorrido por los 7 chakras (principales puntos energéticos del cuerpo que recorren la columna)

Por último, se vuelve a masajear cara y manos para volver poco a poco y salir de ese estado de relajación.

Es importante tener en cuenta:

a) Quien sana realmente es la propia persona mediante una energía común o universal. El terapeuta es solo un canal.

b) Siempre es interesante complementar fuera del tratamiento con herramientas tales como la visualización creativa o la meditación (por ejemplo imaginar que va sanando un órgano del cuerpo)

c) Posiblemente mantener una actitud positiva cuando existe una enfermedad grave no siempre es sencillo, pero en la medida de lo posible hay que intentarlo. Nunca estamos al 100% preparados para la enfermedad y eso es algo que nos compromete a todos para entender mejor la vida: a la persona y al entorno.

d) Intenta crear una atmósfera agradable: olor, color, sonido. Puedes utilizar incienso o un olor que te guste y también una música relajante que te permita profundizar más en tu visualización. La terapia con el color puedes llevarla a tu visualización.

Por ejemplo, puedes ver esta meditación propuesta en nuestra web:

Meditación para limpiar los chakras

Como dato también señalar que actualmente en Madrid existen fases experimentales de REIKI en hospitales como el Ramón y Cajal. Hace poco nos enviaron un artículo del diario Salud Madrid correspondiente al mes de octubre de 2009 (Nº 144 – año XVI)  que adelantaba algunas de las mejoras que pudo aportar el REIKI en algunos pacientes que lo recibieron. Ponemos a continuación la imagen enviada:

Pulsa para Ampliar la Imagen

También podéis ver a través del siguiente enlace como se está impartiendo voluntariado de Reiki en hospitales madrileños Esperemos que os haya gustado.

G.Darbu